Gobernador Caicedo busca subir hospitales de cinco municipios del Magdalena a tercer nivel
29 enero, 2020
Entra en vigencia obligatoriedad de la Historia Clínica Electrónica
1 febrero, 2020
Mostrar todo

Un diagnóstico temprano marca la diferencia entre la vida y la muerte para quienes padecen leucemia

En principio, para descubrir la Leucemia Mieloide Aguda se toma una prueba de sangre, sin embargo, los resultados no siempre son concluyentes para diagnosticarla de forma oportuna. Debido a esto, la detección ocurre normalmente una vez la enfermedad empieza a manifestarse o cuando ya ha avanzado.

Sumado a esta primera dificultad, se sabe que los síntomas son difusos y generales como sensación de cansancio, pérdida del apetito, sudoración nocturna, pérdida de peso, entre otros. Razón por la cual, ni el paciente ni el médico consideran en una primera instancia que se trata de una enfermedad devastadora.

Sin embargo, como la enfermedad avanza a gran velocidad, el promedio de diagnóstico está dentro de los primeros tres meses. No obstante, detectarla cuanto antes puede marcar una gran diferencia.

“El tiempo de diagnóstico para esta enfermedad cumple un factor primordial. Es importante informar al médico de inmediato sobre cualquier posible síntoma de LMA. Algunas personas con ciertos trastornos sanguíneos o hereditarios como el Síndrome de Down, o pacientes que hayan sido tratados con medicamentos como quimioterapia o radiación requieren de revisiones periódicas ya que su predisposición a la enfermedad es mayor”. Giovanny Montoya, director médico de Astellas Farma Colombia, empresa farmacéutica con sede principal en Tokio y que en Colombia está enfocada en oncología, urología e inmunología.

Con la leucemia no todo está perdido

Si bien esta es una enfermedad que ha representado un reto para la medicina, por su singularidad, y porque su carácter agudo hace que la enfermedad avance más rápido que el control que históricamente se le ha podido dar a la misma, se han dado pasos importantes en el tratamiento de la enfermedad.

“La tasa de supervivencia relativa a cinco años era del 26% para pacientes con LMA de todas las edades; según un estudio realizado entre el 2005 y 2011 por la Sociedad de Leucemia y Linfoma. Sin embargo, gracias al desarrollo de nuevas medicinas, se ha logrado incrementar la esperanza y la calidad de vida de estos pacientes para los cuales no existía mayor alternativa” concluyó Montoya.

Cifras

En el 2018, la leucemia cobró la vida de 309.000 personas en el mundo y causó 1.925 muertes en Colombia. Además, se calcula que al año son diagnosticados más de 2.000 casos nuevos a nivel global. A pesar de que su nombre no menciona la palabra cáncer, se trata de una enfermedad cancerígena de la sangre que se origina en la médula ósea.

Las leucemias representan el 3% de todos los casos de cáncer en el mundo. Si bien su incidencia no es tan alta como otros tipos de cáncer, su pronóstico es más difícil comparado con los demás.

¿En qué consiste esta enfermedad?

La leucemia se origina porque la fábrica de la sangre, conocida como la médula ósea, produce células cancerosas en vez de células normales. Las células cancerosas son aquellas que no maduran y que crecen de forma masiva. Para el caso de esta enfermedad, las afectadas son las células de la sangre. (Glóbulos blancos, rojos y plaquetas).

Existen varios tipos de esta enfermedad, por ejemplo, la Leucemia Mieloide Aguda (LMA), uno de los tipos más agresivos de Leucemia. Así mismo, es la más frecuente y la más común en adultos; contrario a la creencia común de que la leucemia es una enfermedad de los niños.

La complejidad de este tipo de cáncer radica en que las células de la sangre de tipo mieloide (mieloblastos: encargados de la defensa del organismo contra las infecciones) se propagan de manera anormal hasta invadir la médula ósea. Este proceso evoluciona a gran velocidad y no cursa con síntomas claros.