Imatinib sería el primer principio activo de un medicamento con licencia obligatoria en el país

0
30

glivec

Después de dar por varios años una lucha frontal contra los laboratorios Novartis, organizaciones de la sociedad civil del sector salud que incluyen a la propia Iglesia Católica, podrán cantar victoria tras conocerse el concepto favorable que entregó el Comité Técnico de Medicamentos que asesora al Ministerio de Salud, en el que sugiere declarar la licencia obligatoria para el medicamento Imatinib.

Los más optimistas son los pacientes de cáncer en especial los de Leucemia Mieoloide Crónica (LMC), quienes podrán recibir este medicamenteo a un 80 por ciento por debajo del precio actual.

Es decir que, por primera vez, el país impediría que una empresa siga teniendo los derechos exclusivos de propiedad para explotarlo. Una licencia obligatoria es el permiso que concede un gobierno para producir versiones genéricas de un producto sin el consentimiento del titular de la patente.

Se trata de una salvaguarda aceptada por la OMC vía el Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC). Las licencias obligatorias no son consideradas una violación de la patente, porque el dueño de la misma recibe un pago por las copias que se realizan de sus productos (o versiones genéricas en el caso de los medicamentos).

Quienes por años han defendido la causa, entre ellos el Observatorio del Medicamento de la Federació0n Médica Colombiana (Observamed), dan cuenta de que el Imatinib, el fármaco comercializado por Novartis le ha costado al sistema de salud colombiano unos 400 mil millones de pesos entre 2008 y 2014, y logrando que los genéricos salieran del mercado.

El Comité tenía más de un año estudiando el tema que tenía enfrentados a la multinacional Novartis y a un grupo de organizaciones entre las se encuentran la Fundación Ifarma, Misión Salud y el Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional, apoyados, entre otros actores, por el Observatorio del Medicamento de la Federación Médica (Observamed).)

Se espera que el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, proceda a negociar el precio del Imatinib ( Glivec) que fijó Novartis, para que resulte acorde con la sostenibilidad financiera del sistema de salud.

Para el director de Observamed, doctor Oscar Andia, se trata de un gran avance, el solo hecho de haber conformado el comité asesor para el Ministerio. “Es un paso histórico, es la primera vez que Colombia declara un medicamento de interés público que permitirá contar con medicamentos más asequibles a la población”, dijo.

Recordó que la lucha duró varios años, pues una vez el Consejo de Estado favoreció a Novartis, empezó una especie de persecución que terminó sacando del mercado al resto de laboratorios que producían genéricos.

De hecho el enfrentamiento llegó a tal punto que en el 2014 Ifarma y Misión Salud enviaron una misiva el Ministerio de Salud donde le recordaron que los competidores ofrecían el medicamento a un valor mucho menor: 77%. Y por esa falta de competencia el país había pagado en los últimos seis años 396.962 millones de pesos, según cuentas del Observamed.

Es decir el no contar con un genérico para el Imatinib le genera pérdidas por sobrecosto al sistema de salud, que bordea los 31.000 millones de pesos anuales.

Comentarios Facebook