En 2017 Medellín logró cifra más baja de embarazo adolescente en los últimos 19 años

0
258

Medellín.- La ejecución de diversos programas por parte de entidades municipales y del sector público de forma articulada permitió que en 2017 hubieran 5.699 casos de embarazo en adolescentes en la ciudad de Medellín, cifra que es la más baja desde 1999, cuando la cantidad llegó a 8.373.

En estos 19 años el pico se presentó en 2006, año en el que la cuantía llegó a 8.732 embarazos en chicas de 10 a 19 años

La meta de la actual administración municipal es 19 por ciento, hoy en día va en el 18,5 por ciento (del total de embarazos registrados en mujeres de todas las edades). Sin embargo, “un solo caso que se presente de embarazo adolescente es un problema grande para la ciudad y para la comunidad, nosotros no queremos que se nos presente ninguno”, afirmó Claudia Helena Arenas Pajón, secretaria de Salud.

Es así como a través de la Mesa Municipal de Prevención del Embarazo Adolescente, se trabaja mancomunadamente entre diversas entidades como las secretarías de Salud, Mujeres, Inclusión Social y Familia, Educación, Gobierno y Cultura, así como el Centro de Investigaciones del Hospital General de Medellín, Inder, Universidad de Antioquia, Fuerza Pública, la E.S.E. Metrosalud, Profamilia, Savia Salud, Fundación Amigos de la Niñez, Bien Humano, Corporación Preventiva de Embarazos en Adolescentes, entre otras.

Entre las estrategias aplicadas están la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad con el fin de que los jóvenes conozcan todo lo referente a planificación familiar.

Asimismo, se están impactando determinantes sociales que generan problemas, por ejemplo la situación económica, la seguridad, la falta de oportunidades, entre otros.

De las 16 comunas que componen a la capital antioqueña, San Javier, Popular, Manrique y Villa Hermosa son donde más casos se registran.

Allí se hará mayor énfasis en la intervención de la Mesa con el programa Sexualidad y Educación Responsable (SER), que iniciará este año, donde a los jóvenes se les enseñe sobre prevención y la forma de tener un diferente proyecto de vida que ser padres prematuramente.

Se dice los jóvenes porque este no es un problema sólo de mujeres, sino también de los hombres, ya que ambos deben tener una sexualidad responsable, tanto para evitar el embarazo en la adolescencia como para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

“Tenemos que impactar todo el tema de oportunidades, que tengan estudio, proyectos de vida diferentes, habilidades para su vida, que ellos se puedan desarrollar en muchísimos campos y que eso nos evite que lleguemos a este problema”, aseveró Arenas Pajón.

Se ha notado que a veces una adolescente decide quedar en embarazo para tener mayor seguridad y más oportunidades económicas, de ahí que los proyectos estén encaminados a cambiar esa cultura.

“Una pareja que queda en embarazo frena muchas veces su proyecto de vida, si es un hombre responsable y si es una mujer responsable. Lo que estamos buscando es impactar para que ellos tengan habilidades de vida y cuando decidan formar una familia, la formen realmente en el momento que es”, reiteró la Secretaria de Salud del Municipio.

Incremento de la pobreza

Al quedar una adolescente en embarazo trunca sus planes, debido a que muchas veces debe dejar sus estudios y por no terminar el bachillerato, no puede ir a la universidad, ni hacer su proceso de empoderamiento.

En consecuencia, le toca ponerse a trabajar y lo que reciba de ingreso lo tiene que partir con su hijo. “Debe cuidar el niño y se debe cuidar ella misma porque es una niña también. No ha logrado formarse como mujer, entonces todos esto tiene un tema sicológico muy grande”, afirmó Valeria Molina, secretaria de las Mujeres.

Esto a largo plazo trae como consecuencia que las madres adolescentes no logren autonomía económica, por lo cual tienen que depender de otros o carecen de la capacidad de tener un proyecto de vida estructurado propio.

Adicionalmente, una niña que antes de los 14 años quede embarazada es un asunto tomado por las autoridades como un abuso sexual, como violencia contra la niña o la joven.

Algunas acciones

Entre las tareas adelantadas por la administración municipal para la prevención del embarazo adolescente está el programa ‘Cultura en el entorno educativo’ con el que se visitaron 300 instituciones formativas para la promoción de hábitos saludables. También hubo cerca de un millón de beneficiados y más de 20.000 acciones colectivas se hicieron en desarrollo del proyecto ‘Cultura del cuidado’.

Mediante la iniciativa ‘Escuela entorno protector’ en 2017 se capacitaron 104.860 estudiantes, 5.295 padres, madres y cuidadores, 3.636 docentes y 1.181 ciudadanos.

Cabe anotar que existe la plataforma virtual ‘Medellín Joven’ donde se encuentra la oferta en salud sexual, reproductiva y salud mental para los jóvenes.

Asimismo, ellos pueden recibir orientación a través de la Línea Amiga de la Secretaría de Salud marcando el número 4444448. Precisamente se dan 1.800 asesorías telefónicas al año sobre salud sexual y reproductiva.

Comentarios Facebook