OMS en alerta por propagación de polio 
2 diciembre, 2018
Tratamientos de fertilización in vitro, excluidos del plan de beneficios. ¿En qué casos los jueces lo ordenan por tutela?
2 diciembre, 2018
Mostrar todo

VIH/SIDA: Ayer y hoy, un breve acercamiento

Por: Karen Sánchez Correa, Bacterióloga. Universidad de Santander-UDES.

El Virus de Inmunodeficiencia humana (VIH) es un virus que ataca nuestro sistema inmune, principal defensa natural de nuestro cuerpo. Específicamente el VIH destruye las células encargadas de coordinar diferentes respuestas frente a patógenos infecciosos. En consecuencia, hace que el cuerpo sea vulnerable a todo tipo de enfermedades de manera mucho más alarmante. Con una caída exagerada en el número de estas células, la persona puede llegar a contraer el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y con el tiempo, termina provocando la muerte.

Orígenes del VIH

Existen diversas teorías acerca de su origen. En algunas se cree que fue un castigo divino. Sí,  en aquellos años 80 de ansiedad y miedos. Otras afirman que el virus no existe. Incluso, se dice que fueron científicos estadounidenses quienes crearon el virus en un laboratorio… ¡Vaya teorías conspirativas!  ingeniosas pero carentes de bases científicas.

Lo cierto es que la ciencia ha podido demostrar a través de numerosas investigaciones el origen, aislamiento, e identificación del virus. La mayoría de los datos apuntan a que el VIH fue el resultado de una mutación de un patógeno similar que afectaba a los monos, el virus de la inmunodeficiencia símica (VIS) y que pasó la barrera para convertirse en una zoonosis (enfermedad que se transmite de los animales al hombre)1.

Entonces, ¿Cuál es el papel que juegan los monos? ¿Por qué los monos? ¿Cómo se trasmitió de monos a humanos? ¿Cuándo y donde?. No son preguntas fáciles de responder, al adentrarnos en detalles sobre la historia del VIH genera un sin fin de conjeturas. Pero a modo general, los monos o chimpancés, son los primates más cercanos a nosotros en cuanto genoma celular. Se dice que fueron estos animales al reportar los primeros aislamientos de cepas VIS en enfermos de África en 1959 y dos cepas en antiguos laboratorios de Kinsasa, capital de la república del Congo en 1960. Así mismo, se especula que el contacto se produjo durante practicas de cacería y preparación de carne para consumo humano1-2.

Salto del VIS al VIH ¿Cómo?

Los análisis genéticos disponibles han sido muy limitados para conocer con detalles el salto a los humanos. No obstante, la adaptación del VIS a los nuevos anfitriones es un paso necesario pero no suficiente. La expansión demográfica a partir de los años 50, junto con el desarrollo industrial, cultural y social y el aumento en el número de casos de prostitución, facilitó la propagación a nivel mundial. Primero en pequeñas poblaciones por el continente africano y después, hacia el resto del mundo3.

Reconocimiento a los primeros científicos

En Estados Unidos, el Dr. Robert Gallo y su equipo de trabajo investigaron durante muchos años los virus asociados a distintos tipos de tumores y otras patologías. En ese contexto, en 1981 publicaron un estudio sobre un síndrome caracterizado por neumonía severa y un raro tumor que se manifestaba como manchas oscuras (manchas de Kaposi) en un grupo de jóvenes homosexuales. Meses después en otra publicación lo llamaron “manifestación inicial de una disfunción inmune celular”4.

Sin embargo, su etiología se conoció un año después cuando Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier científicos franceses del Instituto Pasteur en París, aislaron por primera vez el virus y lograron identificarlo en un hombre con linfoadenopatía5 (inflamación de los ganglios linfáticos).

Una discusión giró en torno sobre quienes serian los pioneros en el descubrimiento. Por un lado el grupo de Gallo y colaboradores o los científicos franceses, la conclusión fue que se trataba del mismo virus aislado, con la diferencia que los primeros lo asociaron a tumores y los segundos como un virus diferente. En 2008 les fue concedido el premio Nobel en Fisiología y Medicina a F Barré y L Montagnier por ese descubrimiento4-5.

La “Peste rosa” en los años 80, siguiendo una pista falsa

El SIDA cobró sus primeras víctimas en los años 80, fueron unos años oscuros, miedosos y llenos de prejuicios. Siguiendo una creencia falsa, porque casi todos los casos se detectaban en personas homosexuales. Sin embargo, con el boom de la libertad sexual, y sin el uso de medidas de protección adecuadas en esos tiempos, se favoreció la propagación del VIH.

Por lo que en un primer momento los medios de comunicación comenzaron a divulgar indiscriminadamente la “peste rosa” poco después, se desmintió esa falsa creencia. Los inmigrantes, los usuarios de drogas intravenosas, así como pacientes que recibían transfusiones sanguíneas, también padecían la enfermedad5. Para finales de 1983, se habían documentado 3064 casos de SIDA en los Estados Unidos y ya habían muerto 1292 personas6.

La presión del activismo influenció el desarrollo del tratamiento

Los primeros años, los más difíciles, un grupo de activistas entre ellos jóvenes, mayoritariamente homosexuales salieron a marchar para exigir un tratamiento. La necesidad del caos al ver como una enfermedad desconocida se propagaba de forma descontrolada, y que prácticamente era sentenciar la muerte, alertó inmediatamente a los entes de control. La OMS, la FDA, e incluso, se aceleró la búsqueda de un tratamiento en los laboratorios farmacéuticos7.

“La extraordinaria presión de los activistas estadounidenses, logra convencer a la FDA para que cambie el paradigma de desarrollo y aprobación de fármacos vigente durante muchos años” Xavier Franquet.

Acceso al primer fármaco: AZT

El grupo de Gallo y colaboradores, habían descubierto que la Zidovudina (AZT) evitaba que el virus se reprodujera en ratones y perros, como agente contra el cáncer. Fue entonces en 1986 que se dieron los primeros ensayos en seres humanos. Se demostró que la AZT detenía el progreso del virus pero que era potencialmente tóxico. Convirtiéndolo en el primer fármaco aprobado para el tratamiento del VIH/SIDA. Gracias al activismo y la presión social, en 1988 la FDA implementó nuevas regulaciones para acelerar la búsqueda de alternativas prometedoras8.

Del AZT al TARGA

Muchas personas con VIH se negaban a tomar AZT, pues creían que les iba peor dada su alta toxicidad, especialmente la anemia era un problema.

La aparición de los primeros estudios en 1995 sobre la combinación de tres fármacos de gran actividad o TARGA, marcó un antes y un después. Este tratamiento logró frenar la progresión de la enfermedad, al conseguir una disminución de la cantidad de virus en sangre, pero no una mejora significativa en la respuesta inmune. Los científicos creían que «para mejorar su eficacia es necesario comprender mejor las causas de la morbilidad relacionada con el VIH y desarrollar estrategias que permitan reducir la mortalidad por causas no asociadas al sida»9.

30 años después, el VIH se mantiene, y la lucha continua.

El VIH continúa siendo un virus sin cura. Hoy en día, existen más de 30 fármacos aprobados por la FDA para combatir el virus. Se trata de una terapia antirretroviral (TAR) que si bien, continúa teniendo muchas limitaciones, ayuda las personas seropositivas a vivir una vida más larga y sana. Mientras tanto, hoy, miles de investigadores siguen trabajando y avanzando en encontrar nuevos y mejores tratamientos para la enfermedad.

Recientemente en Barcelona, científicos del Instituto de Investigación del Sida lograron encontrar niveles de carga viral indetectables en sangre y tejidos de seis personas tras someterse a un trasplante de células madre. No obstante, los pacientes aún siguen con TAR. Los investigadores sostienen que el paso a seguir es retirarles el tratamiento para analizar si continúan libres de virus. Se trata de un hito importante para la ciencia, al abrir caminos a nuevas estrategias para encontrar posiblemente una cura definitiva.

A pesar de los grandes avances, los expertos afirman que aún falta más esfuerzos porque la supresión del virus continúa siendo desigual en todo el mundo. Así como también 30 años después, se lucha contra los prejuicios que estigmatizan todavía, en pleno siglo, a las personas que tienen esta enfermedad. El miedo a la discriminación y el estigma, se presentan como factores para que las personas no se hagan la prueba.

1 de diciembre Día Mundial del Sida

Desafortunadamente las limitaciones en el tratamiento, los estigmas, el acceso a una atención oportuna y de calidad, siguen siendo obstáculos que dificultan las investigaciones del VIH/SIDA. Evidentemente, aún queda mucho camino por recorrer. La buena noticia es que hoy en día los pacientes se pueden ajustar a terapias mucho más efectivas y seguras. En el marco del día mundial del Sida, las diferentes agencias de las Naciones Unidas se reúnen un día como hoy, para continuar en la búsqueda de mejores oportunidades para tratar esta enfermedad.

Referencias

  1. Boza R. Orígenes del VIH/SIDA Rev Cl EMed UCR 2016
  2. Evolutionary Accident Makes HIV Deadly. 2008
  3. Pérez P. Origen y evolución del VIH. Rev LMP 2008
  4. Gottlieb MS et al. Pneumocystis carinii pneumonia and mucosal candidiasis in previously healthy homosexual men. N Engl J Med 1999
  5. Barre-Sinoussi F et al. Isolation of a T-lymphotropic retrovirus from a patient at risk for acquired immune deficiency syndrome (AIDS) Science 1999
  6. Auerbach D.M et al. Cluster of cases of the acquired Immune Deficiency Syndrome-patients linked by sexual contact, American Journal of Medicine 2000
  7. Franquet X. Activismo en persona. Rev gTt-VIH 2009
  8. Fischl M. A et al. AZT in the treatment of patients with AIDS and AIDS-related complex, a double-blind, placebo-controlled trial’, The New England Journal Of Medicine 2009
  9. Suarez M. Del AZT a TARGA: una breve historia del VIH y sus tratamientos. Rev Gtt-VIH 2009

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *