Atentado sicarial contra el gerente del hospital Universitario del Valle

Contraloría evidencia detrimento patrimonial causado por gerente del hospital de Jamundí
15 febrero, 2019
Tres médicos capturados por presunto fraude con pensiones de la Policía en Bolívar
15 febrero, 2019
Mostrar todo

Atentado sicarial contra el gerente del hospital Universitario del Valle

Cali.- Un ataque sicarial mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clìnica Valle de Lili al gerente del hospital Universitario del Valle, Irne Torres.

Según versiones oficiales los hechos se presentaron a las 7:00 de la mañana, cuando los sicarios esperaron por varios minutos afuera de la unidad donde reside el gerente. Cuando lo vieron salir aguardaron unos segundos más para que cruzara la calle y al momento en que ya había subido al vehículo que lo transportaría hasta su trabajo, lo atacaron con arma de fuego: en total ocho disparos ingresaron por el vidrio del copiloto.

En el ataque también resultó lesionado su escolta Mario Andrés Plaza y su conductor Jaider de Jesús Morales, quien manejó herido hasta la Clínica Valle del Lili.

Los sicarios, según un video aficionado conocido extraoficialmente, se movilizaban en un motocicleta Yamaha DT color azul y blanco. De acuerdo con la Policía fueron estos dos hombres quienes dispararon las pistolas que le ocasionaron las heridas tanto a Irne como a su escolta y conductor. Los tres fueron trasladados hasta un centro asistencial, donde permanecen con pronóstico reservado. 

«El doctor Irme Torres ingresa luego de presentar múltiples heridas por proyectil de arma de fuego que le comprometen extremidades superiores, tórax, glúteo derecho y miembro inferior derecho. Uno de los proyectiles lesiona los vasos femorales y venosos derechos, por lo cual es llevado inmediatamente a cirugía. Después del procedimiento fue conducido a la UCI para continuar con los exámenes pertinentes», informó Luis Eduardo Toro, cirujano de la Fundación Valle del Lili.

El cirujano precisó que el escolta presenta una herida por arma de fuego en la región mandibular. «En los estudios cardiovasculares se descartaron lesiones importantes». 

Mientras que el conductor presenta una herida por arma de fuego en el tórax que no compromete ningún órgano vital. La Policía también maneja otra hipótesis: y es que de este atentado sicarial no solo participaron los dos hombres en moto, sino un taxi que hacía las veces de campanero. 

«En este atentando sicarial participaron tres bandidos, dos de ellos accionaron sus armas de fuego contra la humanidad del gerente del hospital Universitario del Valle (…) en la reacción del escolta parece que hirió a uno de los bandidos», indicó el coronel Ronald Coy, subcomandante encargado de la Policía Metropolitana de Cali.

Una vez activado el plan candado – y con características descritas por la comunidad – la Policía inmovilizó dos taxis que coinciden con el que presuntamente participó del atentado sicarial. 

Uno fue interceptado en el barrio Metropolitano y el otro en una vía del centro de la ciudad.

«Fueron inmovilizados dos taxis con las características que nos da la comunidad, logramos ubicar dos taxis son similares características; el conductor de uno de ellos presenta medida de seguridad domiciliaría y el delito por el cual se encuentra cobijado es homicidio», agregó el Coronel. 

En el último caso, el conductor que es quien tiene la medida de casa por cárcel, señaló que no tenía nada que ver con el atentado y se puso a disposición de la autoridad para que le realicen las pruebas pertinentes.

Por ahora, los móviles que habrían motivado esta acción criminal son motivo de investigación, porque tanto familiares como la Gobernación del Valle desmintieron que Irne Torres tuviera amenazas.

Las autoridades locales y departamentales ofrecieron un monto de $160 millones de recompensa por información que permita dar con los responsables del ataque sicarial contra el médico Irne Torres, gerente del Hospital Universitario del Valle.

La cifra fue anunciada en conjunto entre la Gobernación del Valle, la Alcaldía de Cali y la Policía Metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *