En lo que va del año, casos de dengue en Antioquia superan los del mismo período de 2018
13 marzo, 2019
Diez cuestiones de salud que abordará la OMS
13 marzo, 2019
Mostrar todo

Venezolanos recolectan agua en el río más contaminado del país

Caracas.- El Guaire es una serpiente de aguas negras que cruza a Caracas. Podría decirse que parte en dos la capital de Venezuela. Sus aguas, turbias y pestilentes, se desbordan cuando llueve  a cántaros y deja incomunicadas las calles y avenidas. Luego, al volver a su caudal, el Guaire es una de las amenazas latentes para los caraqueños: Hay quienes han caído en sus aguas en accidentes, hay quienes salen de sus matorrales para robar y, recientemente, hay quienes buscan sus aguas para tareas domésticas.

Las tuberías en Caracas están vacías. Luego de permanecer más de 90 horas sin luz en el territorio nacional, Venezuela se sumió en una nueva crisis: No hay agua potable. Al oeste de Caracas, en el sector San Agustín, una barriada populosa, los habitantes se percataron que existía una filtración en el muro de contención de El Guaire. Aparentemente agua blanca. Aunque ningún experto ha dado autorización para su consumo.

Así pues, desde el pasado lunes 11 de marzo cientos de personas han decidido volcarse a este punto donde un pequeño chorro con salida al río más contaminado del país se vislumbra como la única salida de hidratación y tareas domesticas en el sector.

La presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, María Graciela López ofreció declaraciones a la prensa local y aseguró que las aguas que están siendo tomadas por los ciudadanos contienen grandes dosis de bacterias como salmonella y amibiasis que ponen en riesgo la salud de quienes la consumen.

“Estas aguas no son aptas para consumir ni siquiera hirviéndolas debido a su carga bacteriana. Las personas que la ingieran se exponen a diarreas por enterobacterias muy parecidas a las que vimos en los casos que ocurrieron recientemente en Barcelona, estado Anzoátegui“, advirtió López.

Recordó que aunque la necesidad de calmar la sed sucumbe en la población, el riesgo de consumir aguas contaminadas representa una amenaza de muerte.

“Es una situación complicada porque estas personas están tratando de saciar la sed, pero van a terminar peor. Estas bacterias y protozoarios producen diarreas muy abundantes que van a provocar deshidratación“, continuó la infectóloga.

Otros llenaderos

Los caraqueños también han realizado largas filas al pie del Ávila, montaña que bordea la capital, para llenar algunos envases gracias a las quebradas que bajan desde el cerro natural.

Como respuesta, la ministra para la Atención de las Aguas, Evelyn Vásquez, aseguro que el servicio se irá restituyendo esta semana luego que las centrales hidroeléctricas estuvieran paralizadas, producto de la interrupción eléctrica que dejo al país incomunicado por cuatro días.

“Iniciamos el protocolo de arranque desde ayer en la noche, estamos reactivando los Sistemas Tuy I, II y III para abastecer tanto a Caracas como a parte de Vargas . Pedimos confianza al pueblo. Estamos haciendo el llenado, para luego ir bombeando e ir abasteciendo las partes bajas de la ciudad y luego media y alta. Pedimos calma, es un proceso que puede durar unos días”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *