Casa por cárcel al alcalde de Santa Marta por contratación de obras de puestos de salud
22 marzo, 2019
En el Día Mundial del Agua 2019 el tema será “Agua y desarrollo sostenible”
22 marzo, 2019
Mostrar todo

No hubo control sobre insumos médicos para cirugía estética

Para la Sala de Decisión Penal del Tribunal Superior de Bogotá, el Invima no investigó a fondo, ni lanzó alertas sobre la comercialización fraudulenta del ácido hialurónico, que al final resultó ser silicona líquida, así quedó expuesto en la audiencia pública en la que revocó una condena a 48 meses de prisión al médico Martín Horacio Carrillo Gómez por el delito de lesiones personales.

Medicina legal comprobó que la sustancia correspondía a silicona líquida y no ácido hialurónico.

Al contar con registros sanitarios el médico presumía que en realidad el producto era importado.

Aparentemente la importación del ácido hialurónico provenía de Alemania.

El médico no tiene elementos para identificar si la sustancia es distinta a que describe el empaque o frasco

El caso corresponde a los argumentos esgrimidos en la audiencia donde se decide la apelación de un fallo condenatorio contra el cirujanoplástico Martín Horacio Carrillo Gómez, quien en el2009 le practicó un procedimiento estético a la modelo y presentadora Jessica Cediel.

Medicina legal comprobó que la sustancia correspondía a silicona líquida y no ácido hialurónico.

Para el Tribunal, el médico se encontraba en todas sus capacidades y tenía los estudios requeridos para aplicar el procedimiento que además estaba avalado en Colombia; al contrario, se hallaron pruebas del uso de insumos que no correspondían y por ello compulsó copias para que se adelante una investigación por delitos contra la Salud pública.

El Tribunal solicitó que se investigue a Aldemar Peréz, Abelardo Guerrero, Omar Agudelo y William Zúñiga.

Con esta decisión se revocaron los alcances del fallo emitido por el juzgado 13 penal municipal de conocimiento que condenó a 48 meses de prisión al médico por el delito de lesiones personales, sumado a la decisión suspensión para ejercer su profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *