Deudas de la ADRES por servicios no cubiertos con la UPC también pasan a ser deuda pública
25 junio, 2019
El derecho a la felicidad: sin salud nada tiene sentido
25 junio, 2019
Mostrar todo

Ya se respira mejor en Nueva York luego de las normas sobre los taxis y aire limpio 

Nueva York.- Las normas sobre los taxis y el aire limpio en la ciudad de Nueva York aumentaron la eficiencia del combustible y redujeron la contaminación atmosférica, según un estudio reciente.

La legislación, introducida en 2006, requería que al menos un 9 por ciento de las nuevas licencias para los taxis amarillos se destinaran a vehículos híbridos o de gas natural comprimido. También animaba a las compañías a comprar taxis con emisiones bajas.

Entre 2009 y 2015, la eficiencia del combustible de la flotilla de la Gran Manzana de 13,500 taxis amarillos se duplicó y más, al pasar de 15.7 a 33.1 millas por galón (de 6.7 a 14 kilómetros por litro).

Como resultado, las emisiones de óxido nítrico de la flotilla de taxi se redujeron en un 82 por ciento, y las emisiones particuladas se redujeron en un 49 por ciento.

Aunque la ley de aire limpio y taxis no aplica a los 100,000 vehículos por contrato adicionales, como Uber y Lyft, los declives se asociaron con una reducción en la contaminación atmosférica en la ciudad, según los investigadores de la Universidad de Columbia y la Universidad de Drexel.

«En la década pasada se han observado mejoras constantes en la calidad del aire de la ciudad de Nueva York, y los taxis pro aire limpio parecen ser un factor contribuyente», señaló el autor del estudio, Dustin Fry, investigador doctoral en la Facultad de Salud Pública Dornsife de la Universidad de Drexel, en Filadelfia.

«Esta es una buena noticia para la salud de los neoyorquinos, dado que sabemos que la contaminación atmosférica aumenta los riesgos de bajo peso al nacer y de asma en los niños», añadió Fry en un comunicado de prensa de la Columbia.

La coautora, Frederica Perera, dijo que el estudio ofrece evidencias de que la legislación sobre la contaminación atmosférica puede tener un impacto real.

«Aunque en general los taxis amarillos conforman una proporción pequeña de las millas vehiculares en las calles de la ciudad de Nueva York, en el centro de la ciudad conforman casi la mitad», comentó Perera, directora de investigación traslacional en el Centro de Salud Pediátrica Ambiental de la Columbia, en la ciudad de Nueva York.

«Unas regulaciones similares que se dirijan a otros vehículos podrían hacer una diferencia incluso mayor», anotó Perera.

El estudio aparece en la edición del 29 de mayo de la revista Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *