Se disparan los casos de dengue, lo que confirma el estado de epidemia
8 julio, 2019
Más de 200 mil tutelas interpusieron los colombianos en el 2018 para reclamar el derecho a la salud
8 julio, 2019
Mostrar todo

Trasplante de heces, una opción para quienes sufren serios problemas gastrointestinales

El trasplante de heces fecales se ha convertido en  una alternativa médica para un grupo de pacientes cuya calidad de vida se ha visto arruinada por culpa de bacterias dañinas, como el Clostridium difficile, que provoca una infección tan severa al colonizar el intestino, causando estragos en el ecosistema intestinal o flora bacteriana intestinal.

Es tan importante este tema en la actualidad, que será el eje del Primer taller académico ‘Rompiendo paradigmas: Trasplante fecal, mitos y realidades’, que se realizará el 27 de julio, de 8:00 a.m. a 8 p.m., en el hotel Double Tree by Hilton Parque 93, Salón Gran Emblema, en Bogotá, organizado por el Colegio Médico Colombiano (CMC) y Linivé Global de Latinoamérica SAS.

“Realmente, necesitamos repoblar la flora intestinal en pacientes en los que esa flora se ha desequilibrado, y una de las formas de hacerlo es mediante el trasplante de microbioma o de flora fecal de pacientes sanos”, explica el doctor Juan Pablo Horcajada MD, PhD, líder de equipos de investigación clínica especializada y abanderado del tema de los trasplantes de heces o microbiota, no solo en España, su tierra natal, con una amplia experiencia en el Hospital del Mar, Parc de Salut, en Barcelona.

El doctor Horcajada, quien será el conferencista del taller lleva años trabajando en investigación sobre infecciones por bacterias que se producen en los hospitales (infecciones nosocomiales), una de ellas es por Clostridium difficile, que ocasiona recaídas y puede comprometer incluso la vida. Una problemática que puede presentarse entre 100 y 200 casos por año, dependiendo del tamaño del hospital, y todos derivados del mal uso de los antibióticos.

“Empezamos a hacer trasplante fecal en esos pacientes recurrentes, muy muy seleccionados, en los que no había otro remedio para ellos; con prudencia, siguiendo los protocolos exigidos de seguridad, etc., y tuvieron curación, lo que es espectacular, porque eran pacientes que prácticamente estaban muriéndose”, agrega.

Algo muy preocupante, asegura el especialista, es que se están empezando a ver casos de infección por Clostridium difficile también en pacientes que no están hospitalizados, porque han tomado antibióticos en exceso, aunque es menos frecuente que la intrahospitalaria.

Alrededor del 90% de quienes reciben el trasplante fecal ya no vuelven a tener más Clostridium difficile y los que repiten, con un segundo trasplante fecal se curan definitivamente.

Esto significa que recuperan su calidad de vida, que desaparecen la diarreas crónicas y no tienen que eliminar una serie de actividades que antes hacían, como viajar en avión o hacer largos viajes de placer, que era lo que pasaba al estar afectados por esta enfermedad.

Donante adecuado

Obviamente, hay que tener un donante adecuado, que cumpla con ciertos requisitos, que van desde ser una persona sana, pasar pruebas analíticas que descarten enfermedades crónicas, virus que son transmisibles y enfermedades previas del intestino, entre otras.

“Se miran no solo enfermedades que se puedan transmitir por la sangre, sino también enfermedades que se puedan transmitir por las heces, como parásitos, colonización por gérmenes multirresistentes, el mismo Clostridium difficile. Todo eso no tiene que estar presente en las heces”, explica el doctor Horcajada.

Como en todo procedimiento médico, existen algunos tipos de riesgo. Por un lado los riesgos de transmisión de enfermedades, porque a pesar de que segurarse de que sea un donante sano, puede estar transmitiendo algún virus nuevo, desconocido, o alguna bacteria o algún microorganismo que hasta ahora no conocíamos.

En segundo lugar está la posible transmisión de efectos que tiene el microbioma en el organismo, como producir inflamación en el cuerpo; facilitar la obesidad, la ateroesclerosis o hasta el cáncer.

Así, hoy se puede hablar de una opción que salva la vida de pacientes con una infección intestinal severa que les produce cuadros de diarrea incontrolables. A futuro habrá probablemente más usos, pero todo esto está en estudio. Lo claro es que el tema del trasplante fecal recién inicia un camino que puede ser muy interesante para la salud mundial y que hoy, solo está habilitado para tratar pacientes con infecciones gastrointestinales ocasionadas por Clostridium difficile multitratadas y refractarias, quienes en tres o cuatro días ya mejoran.

El taller sobre trasplante fecal

El Primer taller académico ‘Rompiendo paradigmas: Trasplante fecal, mitos y realidades’ está dirigido a médicos generales, gastroenterólogos, internistas, expertos en terapias alternativas y enfermedades autoinmunes, así como personal de laboratorio clínico.

La idea es que en un día completo de trabajo con el especialista e investigador español Juan Pablo Horcajada, se conozcan  los pormenores de esta técnica, a través de diversas conferencias y talleres. “Va a explicar todo. La idea es que aquí quedemos con todas las enseñanzas, y la experticia para poder arrancar a hacer este tipo de procedimientos, y la idea es que él vuelva en un futuro para ver si estamos bien o no estamos bien en su aplicación”, señala el doctor Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano (CMC).

“Es el primer taller que hacemos en conjunto, con el objetivo de acercar la innovación mundial a los médicos colombianos y, sin duda, este es un tema revolucionario que, según los reportes, se está utilizando para manejar procesos inflamatorios y casos de enfermedad diarreica crónica causados por por Clostridium difficile”, finaliza el doctor Baquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *