Supersalud revocó autorización de Ambuq EPS en tres departamentos del país
10 julio, 2019
Supersalud interviene la ESE Alejandro Próspero Reverend de Santa Marta
11 julio, 2019
Mostrar todo

Promueven tratamiento para reducir accidentes cerebro-cardiovasculares

Medellín.- Pese a que las enfermedades cardiovasculares muchas veces son evitables, son la principal causa de defunciones en Colombia y el mundo En un estudio realizado sobre enfermedades de ese tipo, se encontró que los accidentes cardiovasculares podían reducirse en un 42 por ciento, la mortalidad en 22 y amputaciones mayores en 70 por ciento.

El estudio se hizo para investigar un tratamiento con miras a reducir eventos cardíacos mayores y eventos isquémicos severos en pacientes con enfermedad coronaria estable y enfermedad arterial periférica. Ahí se incluyeron a 27.395 personas, de ellas 943 eran provenientes de Colombia.

Con base en esos hallazgos, el estudio fue concluido anticipadamente y el tratamiento ha sido aprobado en 63 países hasta el momento, entre éstos Estados Unidos, Brasil, México, Panamá y algunos de Europa. Incluso, expertos de la European Society of Cardiology lo han considerado para favorecer a sus pacientes.

Caso contrario ocurre en el territorio nacional, donde la terapia todavía no ha sido aprobada por el Invima, pero si se contara con este tratamiento se reduciría en gran porcentaje el número de consecuencias cardiovasculares.

Según el cardiólogo Julio Zuluaga “si los resultados de esta investigación fueran extrapolados a Colombia, se hubieran podido prevenir alrededor de 64.662 muertes, sin contar el número de infartos y accidentes cardio y cerebrovasculares evitables, entre los años 2005 y 2016”.

La enfermedad arterial coronaria (EAC) sucede cuando los vasos sanguíneos que suministran sangre, oxígeno y nutrientes al corazón se inflaman e incrementan los depósitos de colesterol que limitan el flujo sanguíneo, causando síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar y posiblemente, un ataque cardíaco.

La enfermedad arterial periférica (EAP) es un proceso de obstrucción que ocurre en las arterias de las piernas y las arterias que llevan la sangre al cerebro. Cuando eso pasa, generalmente las piernas no reciben el flujo sanguíneo suficiente, provocando dolor recurrente al caminar y puede desencadenar en la amputación de una extremidad. De igual forma, cuando la reducción del flujo sanguíneo se presenta en el cerebro, puede ocurrirle al paciente un accidente cerebrovascular (ACV).

Cabe anotar que en el mundo 18 millones de habitantes fallecen al año por eventos vasculares mayores como la enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica.

Entre tanto, a pesar de la disponibilidad de terapias aprobadas por el Invima en Colombia, un 15 por ciento de los pacientes muere como consecuencia de las afecciones cardiovasculares.

Además, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el territorio nacional se presentaron cerca de 595.289 decesos por ese tipo de enfermedades entre 2005 y 2014, los cuales equivalen a 7 millones 829.481 años de vida potencialmente perdidos si se pusiera en consideración el promedio de vida frente a la aparición de un evento inesperado.

Altos costos

Por su parte, la Fundación Santa Fe de Bogotá analizó los costos médicos directos en Colombia registrados entre 2017 y 2018, relacionados con eventos cardíacos agudos mayores y eventos isquémicos severos en extremidades.

En la investigación se encontró que problemas como un infarto, podrían costarle al sistema de salud entre 6 millones y 12 millones de pesos por paciente.

También se conoció en el estudio que los costos asociados al manejo de afecciones cardiovasculares alcanzaron hasta los 7 millones 200.000 pesos por paciente en condición aguda, valor que incluye todos los recursos para un evento cardiovascular como manejo general, exámenes confirmatorios y laboratorios, entre otros.

Se supo adicionalmente que para el manejo de una isquemia de miembro inferior, el costo analizado fue de hasta 11 millones 570.000 pesos.

Tratamientos

Zuluaga considera importante tener estilos de vida saludable con el fin de prevenir las enfermedades cardiovasculares, lo que implica cambiar hábitos en varios aspectos como tener alimentación sana, “dejar de fumar, hacer ejercicio con regularidad, perder el exceso de peso y reducir el estrés. Y, cuando sea necesario, tener en cuenta que existen medicamentos y ciertos procedimientos médicos”.

Existen varios tratamientos, entre los que se encuentran los medicamentos para reducir el colesterol, para la presión arterial alta, para controlar el azúcar en la sangre, para prevenir coágulos de sangre y para aliviar los síntomas.

No obstante, hay casos en que no es suficiente el consumo de alguna medicina y por eso se hace necesario operar para restaurar y mejorar el flujo sanguíneo; ahí caben varias alternativas como la angioplastia, la cirugía de bypass y la terapia trombolítica.

“Si usted tiene sospechas de ser un paciente con enfermedad cardiovascular, tal como enfermedad arterial coronaria o enfermedad arterial periférica y presenta molestias, consulte a su médico inmediatamente, pues existen diferentes alternativas para tratar estas complicaciones. Apoye también su tratamiento con alimentación balanceada y hábitos de vida saludable”, concluyó el cardiólogo Zuluaga.

Luisa Fernanda Rodríguez Jaramillo
Luisa Fernanda Rodríguez Jaramillo
Comunicadora social y periodista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano (Bogotá) y especializada en orientación profesional y ocupacional de la Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *