Cáncer de pulmón es el segundo más mortal en Colombia y el cigarrillo su detonante principal
27 septiembre, 2019
Corte Constitucional determina que un juez puede ordenar el servicio de cuidador en casa
30 septiembre, 2019
Mostrar todo

La verdad sobre tomar una dosis diaria de aspirina

El ácido acetil salicílico (ASA o aspirina) es un fármaco efectivo en el tratamiento del dolor, la fiebre y la inflamación. Pero paralelamente se descubrieron otros efectos terapéuticos como anticoagulante. Es decir para evitar la formación de coágulos en la sangre haciéndola más fluida. Esto es particularmente importante en la prevención de males cardiovasculares como el riesgo de infarto, trombosis y accidentes cerebrovasculares.

Siendo uno de los medicamentos de mayor uso en el mundo, su popularización rebasó todos los límites. Por mucho tiempo se ha recomendado tomar una dosis diaria de aspirina como un medio para prevenir afecciones cardiovasculares. Desafortunadamente, esto no es del todo cierto. Por el contrario, el uso diario de aspirina podría afectar la salud humana a largo plazo, aumentando los riesgos de hemorragia interna. Según estos cambios en las regulaciones internacionales de aspirina, la mayoría de las personas, con raras excepciones, no deben tomar una aspirina diaria.

Hace un buen tiempo, los médicos habían sugerido que en las personas mayores a 50 (hombres) o 55 años (mujeres), se debía recomendar reducir el consumo de carnes rojas (vacunas) y tomar 100 mg de ASA. Los primero es científicamente cierto, pero lo segundo, es controversial, está cuestionado, más aun cuando se trata de personas sanas sin riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Es decir en teoría se buscaba con bajas dosis de ASA prevenir males cardíacos.

Hoy en día hay un montón de nuevas investigaciones que prueban lo contrario. La aspirina consumida de manera periódica puede hacer más daño que bien. La recomendación de tomar una aspirineta diaria (100 mg de ASA) debe recibirse con beneficio de inventario. La prescripción debe ser más selectiva y solo para los pacientes en quienes se valoren sus riesgos y se considere su real utilidad.

Esto no significa que no deba formularse, cuando se es requerido un mediano efecto anticoagulante, mucho más en quienes se detectado un evidente riesgo de enfermedad coronaria por obstrucción por trombos (coágulos de sangre). Pero en los pacientes con tiempos prolongados en su coagulación sanguínea y hemofílicos por ejemplo, estará totalmente contraindicada.

Incluso varios estudios doble ciego lograron demostrar que no había diferencias entre usar placebo y toma de 100 mg diarios de ASA, es decir finalmente en tantos casos la llamada “aspirineta” es inocua. Pero además puede ser nociva en muchos casos, por no decir en la mayoría, con algunas excepciones. Igualmente se ha valorado la tasa de mortalidad comparando el placebo con la ASA, no encontrando diferencias significativas.

Pero había algo más preocupante que limitaba o restringía su consumo. El ASA es un poderoso irritante digestivo, capaz de producir gran inflamación de la mucosa gástrica hasta el punto de llevar a una gran gastritis con ulceraciones y hemorragias. Pero además el empleo crónico, que provoca serias incomodidades digestivas (dispepsia) puede evolucionar a un daño de la mucosa digestiva que puede terminar en una metaplasia intestinal, paso previo al cáncer gástrico

Una fuerte contraindicación por ser además familia de los llamados antinflamatorios no esteroideos (AINES) que tienen estos efectos clásicos. Por lo tanto en pacientes con antecedentes de gastritis, dispepsia, colon irritable o úlceras digestivas, no se debe prescribir en lo posible aspirina.

De todo esto podemos concluir que las personas que tenían más probabilidades de beneficiarse del consumo regular de aspirina eran de edades avanzadas (mayores de 60 ó 65), con importante riesgo de enfermedad cardiovascular por trombos, con antecedentes familiares de males cardiovasculares, hipertensos y con perfil lipídico alterado (niveles altos de colesterol). Es decir en estos casos el uso diario y controlado (monitoreado) de unos 100 mg de ASA puede ser beneficioso.

Otros pacientes que pueden favorecerse del uso diario de aspirineta son aquellos que ya han tenido un evento cardíaco (infarto o alteraciones circulatorias). Por todo esto hoy una de las más importantes autoridades en el mundo de la salud cardiovascular, la American Heart Asociation (AHA) o Asociación Americana del Corazón, fija unos criterios que deberán considerarse en la regulación del consumo de ASA. Por ello hoy en día, es perentorio consultar a un médico antes de decidir usar la aspirina como un medicamento preventivo.

Apostilla: “Cuando el dolor es insoportable, nos destruye; cuando no nos destruye, es que es soportable”. Marco Aurelio

 

1 Comment

  1. Leonel Sandi dice:

    Increíble Articulo realmente lo disfrute y me recordó el tiempo en el que padecía de gastritis. En realidad, hace tiempo me sentía perdido pero este tipo de Artículos y Específicamente un Material que obtuve, me ayudaron a descubrir cómo Tratar la gastritis y vivir el estilo de vida sin este horroroso malestar, producido por esa inflamación de la mucosa gástrica, que ya todos conocemos. Para los que también estén pasando por esto, pueden descargar el Material aquí, espero que ayude a alguien.
    http://bit.ly/AdiosGastritis_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *