95% de los efectos adversos que se presentan en las UCI son evitables, afirma estudio

0
1285

Una investigación liderada por académicos de la Universidad Javeriana, en el que participaron 17 Unidades de Cuidados Intensivos de tres países (Colombia, México y Argentina), y cuyo objetivo era caracterizar los eventos adversos reportados por enfermería, concluyó que de los 1163 eventos que se presentaron,  el 94.8% eran prevenibles.

Según los resultados del estudio, que fueron publicados por la revista científica Enfermería Global, los eventos con mayor prevalencia están relacionados con el cuidado directo del paciente por parte del personal asistencial y entre las principales causas de este factor se encuentran la falta de adhesión a los protocolos, la comunicación deficiente y la formación y entrenamiento no adecuados de personal de enfermería.

“Al parecer, el déficit en la incorporación de la evidencia científica en la práctica asistencial, a través de las guías de práctica clínica y la utilización de protocolos que contemplen las medidas que han demostrado ser efectivas para disminuir el riesgo de aparición de eventos adversos no se ha considerado como una prioridad” indica el texto del estudio.

En el análisis, que duró cerca de seis meses, fueron incluidas seis instituciones hospitalarias de Colombia, cinco de México y seis de Argentina tanto públicas como privadas y participaron pacientes críticos adultos, pediátricos y neonatales que presentaron eventos adversos, notificados por enfermería y que fueron atendidos por cualquier especialidad médica, ocurridos durante el ingreso, permanencia o traslado.

Para la recolección de la información se diseñó un formulario digital que fue puesto en línea a través de la web que contenía las categorías y los factores relacionados con los eventos adversos. Dicho formulario fue diligenciado por un profesional delegado por la institución, encargado de manejar y monitorear la información.

La investigación también permitió conocer que el 69.7% de los 1163 eventos adversos estudiados se presentaron en instituciones privadas y el resto en públicas, mientras que en el 29% de los casos, el evento contribuyó o causó daño al paciente, precisando intervención y monitoreo.

Un dato que llama la atención es que de todos los eventos presentados, tan solo en el 34% fue reportado a la familia del paciente. “Según lo establecido a nivel mundial, dentro de los lineamientos de la seguridad clínica, se destaca que los profesionales de la salud deben velar por la seguridad del paciente, minimizando los eventos adversos. Es deber de los profesionales de la salud notificar a la familia las condiciones de salud y situaciones ocurridas en el cuidado” resalta el estudio.

Así mismo, otro dato relevante es que mientras en México la proporción entre enfermeros y pacientes es de 1:1 y en Argentina es de 1:2, en Colombia es de 1:5. Respecto a este tema las conclusiones de la investigación señalan que una asignación inadecuada del profesional de enfermería, incide de manera negativa en la atención a los pacientes ya que los trabajadores de la salud corren un riesgo mayor de fatiga emocional, estrés, insatisfacción en el trabajo y agotamiento.

“El conocimiento de los factores identificados permitirá al profesional de enfermería, en conjunto con las directivas de las instituciones, establecer estrategias que permitan fortalecer y mejorar los procesos relacionados con la aplicación de protocolos, procesos de comunicación y una política de recursos humanos en enfermería, en donde la formación posgraduada, la educación continua y el entrenamiento estructurado sean una prioridad con el objeto de obtener mejores resultados en el marco de la calidad, alcanzando estándares que ofrezcan seguridad” concluye el documento.

Comentarios Facebook