AMCI denuncia que en las UCI se contrata personal sin especialidad en cuidado crítico o intensivista

0
3809

La Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI), denunció que no se está contratando personal capacitado para las Unidades de Cuidados intensivos (UCI) del país.

La agremiación, que reúne a los especialistas en cuidados intensivos, enfermeros y terapeutas como médicos intensivistas profesionales egresados de programas universitarios de Colombia, dice que la norma de habilitación encargada de establecer los estándares mínimos para una atención con calidad y seguridad en salud, es ambigua respecto a los requerimientos del talento humano para  el cuidado intensivo, lo que permite que médicos sin la capacitación adecuada tomen decisiones respecto al diagnóstico y tratamiento de los enfermos más graves, situación que pone en riesgo la vida del paciente.

A través de un comunicado de prensa AMCI recalca que dicha ambigüedad de la norma ampara que en algunas unidades del país se contrate para la atención de pacientes en UCI a médicos sin esta especialidad, desplazando a los intensivistas por una mano de obra más económica, pero menos calificada.

La escasez de oferta laboral para los especialistas ha generado desmotivación en éstos, indica el comunicado. La AMCI desde hace varios años ha hecho intentos fallidos para que sus apreciaciones sean tenidas en cuenta por el Ministerio de Salud, respecto a la formulación de requisitos mínimos de talento humano para la UCI, llegando incluso a formular sus preocupaciones al presidente de la Comisión Séptima del Senado en 2016.

La AMCI ha propuesto al Gobierno Nacional abrir una mesa de diálogo para ser escuchados y que esta problemática sea revisada. El gremio propone reformular la política de habilitación por medio de un esfuerzo colaborativo, orientado a que se logre la presencia del médico intensivista como responsable de la atención en las unidades.

También invita  a las entidades a reconocer el alcance y beneficio de una atención de calidad y oportuna, ofrecida por el personal idóneo, que reduce los costos finales del sistema y las secuelas para los pacientes.

De igual manera, propone a  las instituciones de salud  a contratar para sus unidades críticas a personal capacitado, especializado y competente e invita a los agremiados a tomar conciencia de las implicaciones médicas, éticas y legales que tiene la contratación bajo la figura de disponibilidad.

 

 

Comentarios Facebook