¡Ay qué calor, Ay qué calor!

0
218

Desde hace varias semanas, la frase más pronunciada por los bumangueses tiene que ver con meteorología. No hay quien hable o interactúe con otro sin traer el tema del clima a la conversación. Las elevadas temperaturas son una constante en la ciudad bonita y el área metropolitana. De día, al aire libre, bajo sombra o al ponerse el sol, el calor es rey y señor y las ropas frescas y holgadas salen del armario para desfilar junto a sombrillas y gorras, por las calles de la capital santandereana.

De acuerdo con datos de la estación meteorológica de la Universidad de Santander UDES, en Bucaramanga a la fecha los índices de radiación ultravioleta (RUV) se han elevado de forma considerable. Según información entregada por este organismo, dichos niveles se encuentran en 9 y 10, lo que representa un riesgo muy alto para la ciudadanía tal como lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS) al referir que la exposición excesiva a rayos UV puede generar problemas tales como “cataratas corticales, los melanomas cutáneos malignos y las quemaduras solares”.

Juan Sebastián Cruz, profesor de la UDES en el área de Ingeniería Ambiental, programa que opera la Estación, señaló que el fenómeno que se presenta en la ciudad se debe a la poca nubosidad y claro está a la época del año, “estos rayos ultravioleta pueden ser mucho más intensos especialmente en horas del medio día”.

Explico que los niveles elevados que reporta la estación, que empezó a operar en diciembre pasado, de acuerdo al rango de clasificación de los RUV, “está en el índice muy peligroso. Es decir que la radiación que recibimos en el medio día puede generar un peligro a la salud humana”. Dicho de otro modo, al ser medida la radiación en una escala donde los valores por debajo de 2 son aptos, entre 3 y 5 moderados, de 6 a 7 son altos, de 8 a 10 muy alto y de ahí en adelante extremadamente elevados, es evidente que en la capital santandereana y sus alrededores exista alarma ante las cifras que reportó la UDES a través del centro meteorológico.

El experto explicó que las consecuencias de exposición al sol desde las 10:00 a.m. y hasta las 3:00 p.m.  sin la debida protección pueden ser graves a largo plazo y manifestarse en envejecimiento prematuro, manchas cutáneas y cáncer.

La sugerencia del profesional es usar bloqueador solar, gorras, sombreros y/o sombrillas, camisas manga larga, caminar por la sombra, portar gafas con filtro solar. Estas recomendaciones deben ser acatadas por todos los bumangueses y especialmente los niños, ancianos y personas con pieles muy blancas.

 

 

 

Comentarios Facebook