Capturan a funcionarios por cirugías plásticas en hospital La María de Medellín

0
35

Un polvorín es el que se ha levantado en Medellín desde ayer, luego de que la Fiscalía General de la Nación diera a conocer las capturas del contralor de Antioquia,  Sergio Zuluaga Peña; el exgerente del hospital La María, William Marulanda; su hermana, Yurani Marulanda; y el exsubgerente de la entidad Diego Ceballos. Así mismo se dictó orden de captura contra la exauditora general de la Nación y también hermana del exdirector, Laura Marulanda, por el mismo caso.

La Fiscalía los acusa de peculado por apropiación y prevaricato por realizarse cirugías estéticas en el centro asistencial sin pagar importantes rubros.

Supersalud intervino

Este escándalo estalló el año pasado en octubre cuando el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, le aceptó la renuncia al entonces gerente de La María, William Marulanda, por las presuntas denuncias de práctica de cirugías estéticas en el centro asistencial a familiares y allegados como Zuluaga Peña sin pagar importantes recursos.

Producto de esta irregularidades el exgerente fue sancionado por la Superintendencia Nacional de Salud con una multa de 140 millones de pesos por mal manejo de recursos públicos. El 21 de noviembre de 2016 la Superintendencia intervino el hospital, e identificó 35 supuestos hechos de corrupción en la institución, los cuales fueron conocidos recientemente.

Según la La Supersalud la gerencia del Hospital La María habría facturado de servicios a pacientes fallecidos, procedimientos estéticos a funcionarios no facturados y medicamentos e insumos facturados por menor valor.

“Pagamos por los servicios”

En su defensa, la exauditora general de la República, Laura Marulanda Tobón precisó en entrevista con BluRadio, que no incurrió en ningún delito puesto que no se aprovechó de los recursos del Estado y tampoco violó la ley. Marulanda explicó que pagó 12 millones de pesos por la cirugía: “6 millones de pesos al cirujano, dos millones y medio por la prótesis que compre en un lugar recomendado y el resto fue por la hospitalización”.

Agregó que “Nosotros solamente pagamos lo que el Hospital nos prestó (…) Era un médico autorizado, no es un médico ilegal, no es pirata. No existe ningún delito”, aseguró Marulanda, quién señaló que se enteró de la orden de captura en su contra por los medios de comunicación.

Refutó que no recibió un precio especial, ni condiciones diferentes para practicarse la cirugía y aseveró que “Eso es lo que quiere mostrar la Fiscalía en su ánimo de mostrarle resultados al país y su programa ‘Bolsillos de Cristal’ para decir que son muy transparentes y poner gente en la picota pública.

Comentarios Facebook