¿Cita médica?…Venga en el 2018

1
50

ulahy-beltran-1

Por: Ulahy Beltrán López[1]

Definitivamente si antes con Saludcoop no era posible tomarse un café para hablar de salud, ahora con Cafesalud sí hay café, pero un café bien amargo que es el que le está tocando tomarse a los afiliados a esa EPS que apareció como la EPS “de refugio” para los millones de afiliados que tenía Saludcoop al entrar en liquidación.

Y aunque la Superintendencia Nacional de Salud hace poco anunció un mejoramiento en Cafesalud EPS al tomar medidas correctivas en tres aspectos como son entrega de medicamentos, normalización de la red de prestación de servicios y atención inmediata de los casos en donde se identificó riesgo de vida (Supersalud entrega primer informe de seguimiento al plan de acción implementado por la EPS Cafesalud, https://www.opinionysalud.com/supersalud-entrega-primer-informe-seguimiento-al-plan-accion-implementado-la-eps-cafesalud/), la verdad es que nueva y reciente información sobre la operación de esa EPS genera más preocupación que tranquilidad al respecto.

De acuerdo con lo informado por el Senador Jorge Robledo durante el debate de control político realizado hace unos días en la plenaria del Senado de la República, son muchos más los motivos que tenemos los colombianos para preocuparnos por el sombrío presente y oscuro futuro de Cafesalud: entrega de multimillonarios contratos no relacionados con la prestación de servicios de salud, corrupción en diferentes formas, pérdida mensual de cerca de 56 mil millones además de pérdidas patrimoniales cada vez mayores (Ecos del debate del Senador Robledo a Saludcoop y Cafesaludhttp://ulahybeltranlopez.blogspot.com.co/2016/09/ecos-del-debate-del-senador-robledo.html#!/2016/09/ecos-del-debate-del-senador-robledo.html).

Sin embargo, el tema ya alcanza unos extremos impensables, por lo menos es lo que se deduce con lo que le ocurrió hace unos días a Jessica Johana Hernández, usuaria de Cafesalud y quien cada vez presenta un mayor deterioro de su estado de salud porque padece leucemia mieloide crónica. La situación de salud de ella seguirá empeorando pues de acuerdo con lo informado por su EPS al tramitar  citas urgentes con oncólogo y hematólogo que ella requiere cuanto antes, Jessica deberá esperar hasta el año 2018 para poder acceder a esos especialistas, es decir, cerca de 2 años. Lo peor es que Jessica no recibe tratamiento ni medicamentos desde mayo pasado (A paciente grave por leucemia su EPS le ofrece citas para 2018,http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/a-paciente-grave-por-leucemia-su-eps-le-ofrece-citas-para-el-2018/16688089).

La razón para esta atención “exageradamente post-fechada”, de acuerdo con lo dicho por la EPS a Jessica es que en el año 2016 ni en el 2017 existe disponibilidad para programar citas para oncología y hematología, todo esto muy a pesar de la priorización de la atención que debería brindársele a esta paciente residente en la ciudad de Bucaramanga, tanto por su estado de salud, por la gravedad de la enfermedad que padece, como por el hecho de no estar recibiendo tratamiento ni medicamentos desde hace ya 3 meses.

La perla de este caso es la propuesta que Cafesalud le hizo a Jessica, toda vez que ella por su enfermedad requiere de un trasplante de médula ósea. Según la paciente, en la EPS le dijeron que cotizara el trasplante y pagara la consulta con el trasplantólogo, en otras palabras que asumiera ella misma el rol de aseguradora de la salud de ella por la que Cafesalud debe responder y por la que el sistema de salud colombiano le paga puntualmente mes a mes a dicha EPS.

Lastimosamente, Jessica por su enfermedad tuvo que dejar de laborar y no posee los recursos para poder cumplir con la propuesta de la EPS que asumiera de su pecunio el tema de la consulta con el médico trasplantólogo y además se encargara de la función administrativa de cotizar la realización de dicho procedimiento de alta complejidad.

Con seguridad, casos como el de Jessica deben ser muchos los que tiene Cafesalud en el país. Nuevamente se comprueba que estar afiliado a una “aseguradora de salud” en Colombia no es garantía para que el usuario reciba protección de la salud y atención para los casos de enfermedad, pues si como Jessica, requiere cita con médico especialista en oncología y hematología, la amenazante e irrespetuosa solución que ofrece la EPS es que regrese en el 2018 para poder ser atendido. Tal vez para ese momento el paciente ya sólo sea un recuerdo, sin embargo, para la Superintendencia Nacional de Salud, la situación de Cafesalud “va mejorando”.

ubeltran@hotmail.com

@ulahybelpez

[1] Médico Cirujano, Especialista en Gerencia de Servicios de Salud y Especialista en Seguridad Social Latinoamericana. Ha sido Consejero Nacional, Departamental (Atlántico) y Distrital (Barranquilla) de Seguridad Social en Salud, miembro de juntas directivas de IPS privadas y empresas sociales del estado, Asesor en Salud de la Contraloría General de la República. Actualmente docente universitario, columnista en medios impresos y virtuales, consultor y asesor en servicios de salud.

Comentarios Facebook