Fundación Cardiovascular de Colombia, 30 años latiendo en Santander

0
851

Desde hace más de 30 años la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) se ha destacado por ser una institución enfocada en la prestación de servicios de salud, pero, además, también se concibió que paralelamente naciera como centro de investigación enfocado claramente enfocada en lo relacionado con el corazón y el sistema circulatorio.

Su referente y líder es actualmente la doctora Norma Cecilia Serrano Díaz, investigadora del Hospital Internacional un gigantesco complejo de salud que se ubica en cercanías al casco urbano de Piedecuesta y a escasos kilómetros del municipio de Floridablanca. Ella, médico egresado de la Universidad Industrial de Santander, dedicó su ejercicio profesional netamente a la investigación. De hecho, señala que como médica solo ejerció durante el año rural. “Inmediatamente terminé mi año rural empecé la maestría en genética humana de la Universidad Nacional de Colombia y una vez me gradué en la maestría, regresé a Bucaramanga y empecé mi trabajo como genetista, pero siempre he estado vinculada a investigación”, cuenta.

Relata que los primeros pasos del centro de investigación de la Fundación Cardiovascular de Colombia fueron variopintos, pues se investigaba a gusto del propio investigador, es decir que “si llegaba a la institución una persona que era experta en fibrilación auricular (arritmia cardiaca) y además hacía investigación en esta patología, pues en la institución se hacía investigación en esa patología. Así duramos varios años y es un proceso natural en este largo transitar de la investigación. Entonces la investigación iba muy ligada a las competencias y a las experticias de las personas, de los profesionales que iban llegando a la FCV”.

Con el tiempo y la experiencia misma de los médicos que se formaban dentro y fuera del país, se organizó en un plan estratégico (proyectado hasta el 2020), el modo de investigar. Desde hace cinco años se definieron líneas de investigación que son en la actualidad la hoja de ruta para llevar a cabo estudios que le sirvan a la población santandereana y que dicho sea de paso suplan las necesidades en salud que tiene la región y el nororiente del país. Es importante destacar que en el Centro de investigación de la FCV se hacen estudios traslacionales, es decir que se tiene claro que el fin de los mismos es que sus resultados sean, en un corto o mediano plazo, llevados a la cama del paciente.

“Esto no quiere decir que no hacemos investigación básica, pero hacemos investigación básica, pero hacemos investigación básica pertinente, con un propósito que nos lleve a responder y a resolver problemas de salud de nuestros pacientes”, explica y agrega que esto hace que además de pacientes, quienes se encuentran en el Hospital Internacional y en la Clínica ubicada en Floridablanca, sean también sujetos de investigación quienes con el debido consentimiento informado y otros requisitos éticos, en cierta forma colaboran con los investigadores en el difícil, pero necesario proceso de hacer ciencia.

Sin embargo, este proceso fue gradual y fue necesario conocer las fortalezas del centro como también de quienes integraban el equipo investigador sumado a las demandas sanitarias de los santandereanos. Ello permitió cruzar estas variables y determinar las áreas específicas a las que destinarían todos sus esfuerzos. “Esas áreas son primero nuestra experticia en el área cardiovascular, la segunda área es neurociencias en los cuales somos bastante fuertes en enfermedad cerebro vascular, la tercera área es el área de pediatría, que tenemos una fortaleza muy grande en la parte de cardiología pediátrica. La cuarta área que es un área relativamente nueva, pero en la cual hemos tenido un gran desarrollo, es en el área de neumología, en enfermedades respiratorias, la quinta área de desarrollo es la parte de genómica; tenemos un centro de medicina genómica y metabolismo muy fuerte tanto en la parte clínica como en la parte de investigación que a su vez esta área  de genómica es transversal para las anteriores y trabaja  en conjunto con las áreas anteriores y por último la sexta área es en el área de cáncer, donde no tenemos mucha experticia en el área de investigación en cáncer, pero el Hospital  Internacional de Colombia ha hecho una gran alianza con la Universidad de Pittsburgh para el manejo de los pacientes con cáncer, por lo tanto pegada a esta área clínica, estamos desarrollando la parte de investigación”, explica la directora del Centro.

 Hacer investigación

Luego de haber definido las líneas de investigación, surgió una pregunta adicional, en qué proyecto se iba a participar. Esto se resolvió tras mirar las prevalencias de enfermedades cardiovasculares en el departamento comunero o que, si bien no son tan frecuentes, sí tienen un impacto en la población.

En la actualidad, el Centro cuenta con un diverso número de grupos de investigación vinculados al Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) y cabe señalar que el Centro de Investigaciones de la FCV fue el primero, dentro de una institución de salud, reconocido por dicha entidad en el año 2010.

“El Centro de Investigación cuenta con diez grupos de investigación. Colciencias categoriza los grupos de investigación desde A 1 hasta D. Siendo los grupos a 1 los de mayor impacto de mayor reconocimiento en investigaciones. De esos 10 grupos nosotros tenemos un grupo en categoría A1, tenemos dos grupos en categoría A. En categoría B tenemos cinco grupos y dos grupos en categoría C. Estos 10 grupos están totalmente ligados a las 6 áreas anteriormente citadas”, señala Norma Serrano.

Los grupos se encuentran organizados así:

A1 Grupo de investigación biomédica traslacional

A pediatría y bioingeniería

B Grupo de ciencias neurovasculares, de cirugía cardiovascular, el grupo de genómica, el grupo de investigación en pulmón.

Dentro de esos colectivos hay entre 15 y 20 proyectos en curso y es importante aclarar que además la dirección de investigaciones tiene investigaciones propias de la institución. “Hay otras investigaciones que son los ensayos clínicos patrocinados por la industria farmacéutica que no están en la dirección de investigaciones: la industria farmacéutica puede llegar a la institución para ofrecer una investigación para probar la eficacia de un medicamento, eso lo maneja la unidad de ensayos clínicos. Nosotros manejamos solo la investigación que se genera por nosotros mismos, no manejamos la investigación que nos traen otras instituciones”, aclara.

Investigar en Colombia

Antes de llegar a la FCV Norma Cecilia Serrano estudió biología molecular en Londres, Inglaterra y en su estancia participó en algunas investigaciones. Señala que allí se maneja otro sistema de investigación y así mismo, muchos más recursos para llevar a cabo proyectos científicos.

Añade que “si yo me comparo con lo que hacía allá y lo que hago acá, pues sí evidentemente es más difícil hacer investigación, pero esta es la gracia de hacer investigación en Colombia. Esa es la gracia de los investigadores que nos quedamos acá, porque acá estamos construyendo una comunidad de investigadores, una política de investigación que en otros países ya está hecha, entonces no tendría mucha gracia estar allá. Estamos construyendo sociedad de investigación en el país”.

Cuenta que como organización todos los años envían proyectos de investigación a Colciencias, pero es clara en afirmar que cada día se hace más complejo participar por cuanto a este departamento administrativo de Ciencia y Tecnología, le han mermado los recursos y de igual forma hoy son muchos más los grupos que diligencian propuestas para ser patrocinadas por dicha entidad gubernamental.

“A pesar de eso tenemos las competencias para que todos los años tengamos proyectos de investigación en Colciencias.  El año antepasado tuvimos ocho proyectos aprobados en las diferentes convocatorias: de ciencias básicas, de salud, de TICS… en fin. Pero también buscamos recursos con convocatorias internacionales porque no nos podemos quedar solo con las nacionales”. Cabe señalar que la FCV hace un aporte económico considerable al Centro de Investigación, pero dado el número de estudios que se realizan en el Centro, es necesario buscar apoyos adicionales. En la actualidad hay alianzas con patrocinadores extranjeros como la Wells Control de Inglaterra, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos y la Fundación Bill y Melinda Gates entre otros.

De los éxitos y los fracasos

En el ejercicio de investigar el éxito no es sinónimo de una meta alcanzada, sino de resultados que sean pertinentes. Es decir que los mismos puedan lograr un impacto positivo en la población sea este en la mejora de un proceso de salud o bien, la atención del paciente o que las pesquisas motiven a un gobierno a desarrollar o cambiar una política pública, que genere una transformación en algún proceso o en la atención del paciente.

“Nosotros le apuntamos a una investigación que sea pertinente, de hecho, nuestra oferta de valor en investigaciones es soluciones pertinentes y sostenibles para los problemas de salud trasladando en el menor tiempo posible los resultados de investigación a la práctica clínica”.

Añade que cuando se trata de investigar los fracasos no se conciben como tal porque todo hace parte de un proceso, a veces como menciona la doctora Serrano, son “frustraciones personales”. Incluso a pesar de que se obtienen resultados interesantes, un tropiezo puede ser hacerlos visibles en revistas indexadas, puesto que muchas veces se dilata la publicación en este tipo de medios.

Ahora bien, en cuanto a resultados de impacto se refiere, Serrano Díaz, dice que son varios los proyectos que desde el Centro de Investigación han logrado transformaciones sustanciales para los pacientes. En el caso particular del grupo que se dedica a estudiar enfermedades respiratorias, ha identificado que en enfermos que deben usar inhalador el oxígeno que estos contienen, puede ser tóxico para los pacientes, “por lo tanto de esa preocupación que nace en ver un problema en la cama del paciente, se genera un proyecto de investigación que terminó finalmente en un equipo que es un prototipo de innovación (diseñado por ingenieros del centro) que hace que el oxígeno que se pone para inhalar estos medicamentos sea totalmente controlado. Y ese equipo ya fue validado, ya tenemos la patente y ya es utilizado en nuestros pacientes”.

De igual manera, en el grupo de Neurociencias, el doctor Federico Silva, quien lleva a cabo investigación en el área cardiovascular ha logrado avances en rehabilitación de pacientes a través de diversos proyectos entre los cuales se destaca la estimulación transcraneana para pacientes que tienen afasia (mudez) por alguna lesión cardiovascular. “Los resultados son bastante promisorios en lograr que esos pacientes se recuperen de su afasia y puedan tener un lenguaje más adecuado”, explica Serrano Díaz.

Señala que ese mismo equipo cuenta con una investigación avalada por Colciencias para el manejo del dolor de miembro fantasma, una situación bastante común en Colombia por cuenta de los conflictos internos. Norma Serrano explica que cuando se da una amputación, se genera una condición conocida como miembro fantasma, el paciente siente dolor como si tuviera la extremidad que ha perdido y este padecimiento es muy fuerte. “Con este proceso de estimulación transcraneana se ha logrado manejo del dolor del paciente”.

Así mismo, adelantan un tipo de investigación llamada Msalud o salud móvil con la que a través de mensajes cortos de textos se pretenden cambiar conducta de los pacientes para que tengan una mayor adherencia a los medicamentos. No se trata de un recordatorio para la ingesta de las medicinas, sino frases que estimulen el cuidado de la salud y se consiga un mejor manejo de la enfermedad.

 

Fotografías tomadas de: Foto Hospital Internacional– Doctora Norma Serrano Díaz

Comentarios Facebook