Gobernador de Antioquia propone incluir política antienvejecimiento en planes de desarrollo

0
273

Medellín.- Mientras que en países como Japón donde la propuesta es vivir 30 años más, en Colombia no se ha incluido nunca en un plan de desarrollo departamental o nacional una política antienvejecimiento, por eso el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez en su exposición sugirió esa idea en el marco del foro regional efectuado en Medellín ‘La Colombia que soñamos para 2030’.

En su exposición Pérez Gutiérrez mencionó que el vicepresidente de ingeniería de Google dice que “vamos a vivir indefinidamente”, los que crearon la Singularity University en Silicon Valey afirman que no se piensan morir todavía. “Hoy hay una evolución que nos debe obligar a los gobiernos a trabajar en que los jóvenes pidan vivir más y vivir mejor por eso creo que el PAE (Plan de Alimentación Escolar) y otros temas de alimentación masiva hay que ajustarlos”.

En ese orden de ideas aclaró este disertante que hay dos tipos de comidas, la que es recreativa, que es menos benéfica y la nutritiva, de ahí que considere que el Estado debe apoyar más el consumo de la segunda con el fin de lograr una mejor calidad de vida de la comunidad y a la vez para que se luche por vivir más tiempo.

“Los japoneses hoy en su plan de desarrollo han colocado que quieren vivir 30 años más que los demás seres humanos. Los estudios en Estados Unidos dicen que los más pudientes están viviendo entre 20 y 15 años más que los menos pudientes; o sea que el tema hoy ha cambiado, ya la lucha no es por un sancocho con dos arepas, sino por cómo alimentarse bien y cómo vivir bien”, aseveró el Gobernador.

Él llamó la atención por la percepción que tiene el programa de complementación alimentaria Maná, que en sus 15 años de existencia siempre ha dicho que el que está bien es el que tiene más peso con respecto a su estatura, por lo cual se creería que los gordos son más saludables que los delgados, cuando en realidad no es así, pues la obesidad es el problema.

En consecuencia, se están modificando todos los índices de medición en salud y se espera que para el año 2030 haya un cambio de fondo.

En ese sentido también se está trabajando para que mucha de la agricultura rural pase a la zona urbana teniendo en cuenta que cada vez es mayor el número de habitantes en las ciudades y menos en el campo. Eso significa que en los muros se va a empezar a hacer producción agrícola, en cultivos hidropónicos de frutas, verduras y hierbas aromáticas, lo que remplazaría en parte la producción rural.

Además, se está apuntando a que la carne se vaya a producir in vitro, pues la actual ganadería ayuda mucho a la contaminación y a la deforestación.

El camino hacia el futuro de Medellín

El 80 por ciento de las fuentes contaminantes de esta ciudad son los vehículos, por eso se quiere convertirla en la capital de la movilidad en Latinoamérica.

El alcalde de ‘La capital de la montaña’, Federico Gutiérrez Zuluaga informó en su exposición que ya se está incursionando en la implementación de buses eléctricos, la semana anterior se puso a rodar el primero de esos y se espera que en menos de un mes se esté haciendo el pedido de 80 buses más para remplazar a todos los que se emplean en el sistema Metroplús, los cuales ruedan con gas natural vehicular.

Además, este año llegarán los primeros 500 taxis que funcionarán con electricidad y en los próximos tres años serán 1.500 los que rodarán por Medellín. “Tenemos que renovar el parque automotor de la ciudad hacia vehículos eléctricos, ahí es donde tenemos la gran posibilidad en nuestra ciudad”, agregó el mandatario local.

Asimismo, se avanza en la construcción de más ciclorrutas, de dos metrocables más y en mejorar el sistema de transporte masivo con miras a disminuir la contaminación y a optimizar la calidad de vida de los habitantes del área metropolitana.

De igual forma, está se adelanta el proyecto de reverdecer la ciudad con la siembra de árboles, con la creación de 30 corredores verdes ecoestratégicos que conectarán al río Medellín, con los cerros y los diferentes afluentes con a fin de que se baje la temperatura. Por ejemplo, en la Avenida Oriental (centro) se busca una disminución de 2°C con la arborización. La meta estaba para 2035, pero se adelantó para 2025.

Cerrar brechas departamentales

A su turno Elisa Carolina Torrenegra directora Ejecutiva de la Asociación de Empresas Gestoras del Aseguramiento en Salud de Colombia (Gestarsalud) reiteró que el problema en Colombia en materia de salud son las desigualdades entre departamentos, pues Antioquia, Santander, Bogotá, por ejemplo, muestran que sí se están cumpliendo los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) con respecto a la disminución de muertes en niños menores de 5 años, pero al comparar con Chocó, Guainía y Guajira la percepción cambia, pues allí la mortalidad es muchísimo mayor.

La meta para 2030 es disminuir esas brechas no sólo en mortalidad infantil, sino también en otros indicadores. “Los gobernantes de todas las regiones tienen que unificar sus estrategias, adaptarlas a la realidad de cada una de las regiones para poder tener metas consecuentes con los ODM”, explicó Torrenegra.

De igual forma, la experta en su disertación recalcó que es imperativo para el 2030 tener una unificación de país en estrategias adaptadas a cada zona y tratar que los niveles de salud sean mucho más similares y equitativos para toda la población.

“Yo creo que la diferencia de las regiones hay que acabarla o disminuirla muchísimo porque esto está teniendo impacto en la vida de las personas, en la calidad de la misma y en la mortalidad temprana, no hay ninguna justificación porque se muera una materna en el país”, advirtió la expositora.

Es por lo anterior que se requiere un proyecto de país que incluya el mejoramiento de condiciones estructurales para que redunden en la buena salud; se debe cambiar los modelos de atención. “No podemos seguir en los hospitales con los brazos cruzados esperando a que los pacientes nos lleguen, no. Tenemos que implementar modelos en que la EPS vaya directamente a la zona donde vive el usuario, poder identificar sus riesgos y poder intervenirlos y que los prestadores también se muevan en el mismo sentido”, puntualizó también médica.

Además, se debe elaborar una política de fortalecimiento hospitalario público, con una inversión en todas las regiones, que tenga tecnología de apoyo, un modelo de prestación de servicios de salud extramural y que se implemente la Atención Primaria en Salud (APS), finalizó la experta.

 

 

Comentarios Facebook