Hilo dental y otras siete cosas que ayudan a mejorar la salud

0
42

 

Una de las cosas que se recomienda es no confiar en todo cuanto sale en internet sobre temas de salud. Ojo con la información falsa.

A cualquiera le gustaría vivir una vida saludable. Pero esa meta es tan grande que no sabes por dónde empezar.

Si te sientes abrumado, aquí incluimos siete simples maneras de empezar tu cambio personal hacia una mejor salud.

Usa hilo dental

Si, la limpieza dental. Muchos nos sorprendimos al saber el año pasado que la limpieza con hilo dental carece de claros beneficios en varios estudios médicos. Sin embargo, debemos mantener el hábito de todas maneras, de acuerdo a la Asociación Dental Americana y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

Los estudios han sido pocos, reducidos y potencialmente erróneos de lo que realmente hacen las personas que reclaman que se limpian exhaustivamente, de acuerdo con los expertos. Pero las señales de no limpiarse propiamente – encías rojas, inflamadas y “bolsillos” indeseables entre encías y dientes – son señales obvias de mala salud dental para dentistas, dice el doctor Alexandre-Amir Aalam, profesor de la Escuela de Odontología Ostrow de la Universidad del Sur de California.

El cepillarse no alcanza a limpiar entre dientes para remover las bacterias. El hilo dental llega al menos cuatro veces más profundo en las encías que el cepillo regular. La técnica también importa, así que pregúntele a su dentista por tips en su próxima visita. Y no olvidar su limpieza regular, profesional con su higienista dental.

Ojo con los ojos

Muchas personas – tal vez usted también – asuman que nada está mal con su vista si nada lo aparenta. Pero existen condiciones “silenciosas” que pueden hacer mal antes que los síntomas aparezcan, dice el doctor Rohit Varma, director del Instituto Roski de la Vista y Decano de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Un examen comprensivo de la vista puede detectarlos tempranamente. Exámenes regulares son más importantes para bebés y niños (para chequear problemas congénitos y miopía) y personas mayores de 50 (para enfermedades relacionadas con la vejez como cataratas, glaucoma y degeneración macular).

Pero adultos jóvenes no están inmunes – la hipermetropía (mirar de lejos) comienza alrededor de los 40 – y el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional sugiere un examen anual de la vista para los usuarios de cualquier edad de computadores.

Problemas relacionados con las computadoras (el más común es el ojo seco) están tan esparcidos que ya tienen un nombre: Síndrome de visión de computadora.

Aumenta el paso

¿Será que el camino a la mejor salud empieza con 10,000 pasos? Podría ser.

El estar activo quema calorías, tonifica músculos, aumenta su energía y mejora su estado de ánimo. El contar sus pasos es una buena manera de mantenerle la pista a que tan activo está, declara la doctora Neha Vyas, una galena de medicina familiar de la Clínica Cleveland. Muchos expertos creen que caminar 10,000 pasos al día – cerca de 8 kilómetros – es un buen número para empezar. Pero la doctora agrega, “la realidad es que cualquier cantidad de actividad es beneficiosa”.

Ser escéptico

Uno puede aprender mucho sobre salud en el internet. Alguna información es verdadera. ¿Pero cómo se puede diferenciar lo correcto de lo infundado?

Generalmente se puede tener confianza a la información de autoridades locales y nacionales de salud, instituciones académicas, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades y asociaciones médicas como la Academia Americana de Médicos Familiares y la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas.

Se debe estar prevenido de reportes muy “positivos” de suplementos dietéticos. Estos productos no están aprobados por la Administración Nacional de Alimentos y Drogas como las medicinas convencionales, así que autoridades que regulan no pueden verificar su seguridad o efectividad. Confeccionistas  de suplementos se han conocido de hacer falsos reclamos de mercadeo. Pero, en algunas instancias han acertado en cosas que no han sido rigurosa y objetivamente comprobadas.

¡Piensa en la diversión!

Al ejercicio se le puede llamar de mil maneras. Pero si le agregas el elemento de diversión, podría agregar mucho bien, según sugieren un par de experimentos.

En uno, 46 adultos se fueron de caminada de dos kilómetros alrededor de un lago. A la mitad se le dijo que era una “caminata de ejercicio” y a la otra mitad se le dijo que era una “caminata escénica.” Cuando llego el momento de un refrigerio en la mitad de la tarde, los del “ejercicio” comieron dos veces más chocolate que los del “escénico” – una diferencia de 206 calorías adicionales. En el otro, el grupo de “ejercicio” comió 35% más pudín de chocolate.

La clave es pensar en la actividad como diversión, dice Bryan Wansink, director del Laboratorio de Alimentos de la Universidad Cornell y uno de los investigadores involucrado en los experimentos. Si uno se dice así mismo que está ejercitándote, lo más probable es premiarse a si mismo comiendo en mayor cantidad. “Así que dígase a sí mismo que esto es tiempo personal de diversión,” dice Wansink. “Diga, lo hago para mí.”

Alimente a sus pequeños amigos

Tal vez no se dé cuenta, pero usted está comiendo por millones – de microbios. En efecto, los científicos estiman que al menos la mitad de las células en su cuerpo no son en realidad nada humanas.

Usted es el gran papi para sus microbios, dice el Dr. Zhaoping Li, director del Centro para Nutrición Humana de la Universidad de California – Los Ángeles (UCLA). Usted controla su destino. Lo que nos lleva a la fibra. Los científicos creían que la fibra era solo buena para evitar la constipación. Pero ahora saben que es necesaria para mantener felices a sus microbios. El comer cantidades generosas de las mejores clases de fibras – en frutas, vegetales y granos integrales – es lo mejor si desea mantener a sus microbios en una sociedad ordenada. Eso, a cambio, le ayuda a mantener un cuerpo saludable.

Haga a la proteína una prioridad

Su cuerpo necesita azúcar, grasa y proteína para realizar sus tareas metabólicas diarias. Y es muy bueno – a veces demasiado bueno – en almacenar azúcares y grasas disponibles. ¿Pero la proteína? No tanto.

“Su cantidad de proteína solo puede durar 3 a 4 horas,” dice el Dr. Li. Eso significa tres comidas al día no son opcionales – son vitales. Y cada comida debe incluir alrededor de 20 gramos de proteína, aproximadamente el peso de ocho monedas.

Si se salta una comida, su cuerpo se recuperará al conseguir amino ácidos que necesita del esqueleto muscular.

En general, una vez que se rellena la cantidad de proteína, el cuerpo retornara el amino ácido que presto de sus músculos, así que no hay daño permanente. Pero si se priva de proteína frecuentemente, el cuerpo podría no repagar la deuda ya acumulada.

Hay que ser extra cuidadoso con el aumento de los años: el cuerpo ya no es tan bueno al pagar lo que debe, y nunca podría restaurar la masa muscular ya perdida.

Artículo de Karen Ravn publicado en Los Ángeles Times / Traducido por Javier Cabrera Bolaño

Comentarios Facebook