Efectos de la ley 100 sobre el empleo de los médicos

0
2717

Jaime Arias, presidente de Acemi, reveló cómo la ley 100 afecta el panorama laboral de los médicos y disminuye las garantías de contratación”.

En el marco del Año del Talento Humano en Salud, la Universidad Nacional llevó a cabo un foro sobre el panorama laboral del sistema de salud en Colombia; allí, Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral -Acemi-, reveló porqué la ley 100 ha promovido que en el país no haya una política pública seria sobre el talento humano y cómo el sistema seguirá en crisis hasta que los trabajadores no tengan mayores garantías.

La falta de información sobre la empleabilidad del sector salud

En primer lugar, Arias explicó que el sistema no cuenta con información clara y clasificada sobre la situación de los médicos y profesionales de la salud. Por lo que las cifras que hay sobre el tema, se han convertido en un ‘encanto a la bandera’ que utilizan las instituciones a la hora de hacer parte de foros o debates. Indicó que no hay estudios sobre el desempleo médico, los empleadores del sector, ingresos al año y oportunidades de educación continua. “Lo único que hay es información sobre la distribución territorial, que en un país como Colombia, que es centralizado, concentra en las principales capitales la mayor parte de los profesionales, pues se sabe que Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla cuentan con el 60% del recurso calificado en en el país”.

Hay más médicos y menos garantías laborales

El Presidente de Acemi dio a conocer que los pocos datos de los que hay algún tipo de referencia, dejan ver que en el año 1993, cuando se aprobó la ley 100, habían 20.000 médicos y en el 2013 ya habían 100.000, es decir que el número de médicos se multiplicó cinco veces en 20 años. Pero si bien esto puede significar un avance para el país, no se puede desconocer que “la ley 100 acabó con muchas garantías que existían en el aspecto laboral para todos los trabajadores de la salud”.

A raíz de la ley 100, para Acemi, hubo un cambio radical en lo que tiene que ver con los empleadores y el mercado laboral. Pues en 1993, antes de su implementación el gran empleador era el Gobierno Nacional y los gobiernos municipales y departamentales, pues ese era un modelo completamente hospitalario, pero después la figura del empleador cambió, y a pesar de que el Gobierno y los hospitales siguen haciendo parte del escenario laboral, hoy los empleadores se han tercerizado y varían desde las IPS ambulatorias, las EPS, el auto-empleo, las cooperativas y las asociaciones que no existían anteriormente. 

En lo que tiene que ver con la constante preocupación de los médicos del país sobre que las EPS son las culpables de su salario, Arias indicó que estás no son las únicas responsables en el marco de la ley 100. Puesto que las EPS contratan con IPS los servicios y los médicos que contratan directamente hacen parte del equipo administrativo. 

Sin embargo, la realidad es que sí las EPS no les pagan a las IPS, estas no tienen con que pagarles a los trabajadores. Tal y como sucede actualmente con los médicos de la Corporación Nuestra IPS  a nivel nacional, que han tenido que entrar en asamblea permanente, conocida también como el ‘paro médico’, porque no les pagan su salario o se los pagan por porcentajes desde el 10%, a raíz de los atrasos en los pagos de Cafesalud. 

Adicional a eso, “hoy en día el sistema de salud tiene una implementación intensiva en mano de obra, pero eso no quiere decir que el gran gasto del sistema de salud sea en el recursos humano”, aseguró.

Porqué la ley 100 le dio paso a las ‘maniobras’ de contratación

Jaime Arias también hizo referencia a las ‘formulas de contratación’ que permitió la ley 100, pues hoy en día es muy común el pago por resultados, por capitación, los pagos mixtos, por prestación de servicios,  disminuyendo así la vinculación formal que da mayores garantías a los empleados.

De tal manera que, concluyó que hasta que no haya una política pública que tenga como objeto el análisis del mercado laboral de los profesionales de la salud para formular soluciones serias, en lo que tiene que ver con el empleo y la formación continúa, los trabajadores del sistema seguirán siendo una rueda suelta. 

 

Comentarios Facebook