En Medellín hay más muertos por contaminación del aire que por violencia

1
53

medellin-contaminada2-914x607

Según el alcalde de la capital antioqueña, Federico Gutiérrez Zuluaga por cada 100.000 habitantes hay 15 homicidios y de acuerdo con un estudio liderado por el epidemiólogo e investigador de la Universidad de Antioquia (U de A), Elkin Martínez López, por esa misma cantidad de personas hay 46 decesos por contaminación ambiental en Medellín.

Estos datos fueron referenciados por el concejal Jesús Aníbal Echeverri Jiménez (Partido de la U) en la sesión de la Duma, donde el tema elegido fue la calidad del aire de esta ciudad, su repercusión en la salud, las fuentes de emisión de contaminantes y los programas que se deben adelantar para propiciar el mejoramiento de la atmósfera.

Precisamente, el año pasado, la Organización Mundial de la Salud dio a conocer las diez ciudades de Latinoamérica más contaminadas, de las cuales Medellín ocupa el novel lugar, sólo por debajo de Bogotá. También están en ese grupo Cochabamba (Bolivia), Lima (Perú), Río de Janeiro (Brasil), Monterrey (México), Toluca (México), Ciudad de Guatemala, Tegucigalpa (Honduras) y Belo Horizonte (Brasil).

El corporado dijo que al año mueren más de 1.000 personas por afecciones respiratorias crónicas y más de 500 por cáncer de pulmón, la contaminación mata a cinco habitantes al día, según el estudio de la U de A que fue realizado entre 1980 y 2012, tiempo en el cual han fallecido 20.000 habitantes por la causa mencionada.

Concejo de medellín

El médico y concejal Fabio Humberto Rivera Rivera (Partido Liberal), quien fue uno de los citantes a su turno indicó que con los problemas respiratorios por la mala calidad del aire aumenta la consulta y en 2015 se perdieron el año pasado 80 millones de horas por los embotellamientos de Medellín, que a su vez causan contaminación.

Los puntos más críticos en la ciudad en materia de mala calidad atmosférica son el centro y la zona centro-oriente, así como el municipio de Itagüí (sur del Valle de Aburrá) donde hay mayor circulación vehicular y asentamiento de fábricas.

En el año 2030 van a estar triplicados algunos componentes contaminantes del aire, porque habrá un millón de motos, así como grandes cantidades de otros medios de transporte que emiten componentes altamente nocivos para el aire.

“Si no tomamos medidas, en Medellín en el 2030 vamos a tener un aire perversamente nocivo, mucho más nocivo de lo que es hoy para la salud. Hoy es nocivo en unos puntos, no en toda la ciudad, en épocas de lluvias baja esa afectación”, anotó Rivera.

Otro aspecto sobre el cual se llamó la atención fue la calidad de los combustibles fósiles como el ACPM que utiliza la mayoría de vehículos, pues no es óptima y sí ayudan a que haya mayor contaminación.

Que Medellín aparezca entre las diez ciudades en América más contaminadas debe preocupar, no sólo por la conformación geográfica de ser un valle y presentarse problemas de corrientes de aire que no sacan ese contaminante del valle, sino la situación que se está generando por el transporte y con el parque automotor, especialmente en buses”, afirmó el concejal liberal, Bernardo Alejandro Guerra Hoyos.

En consecuencia reiteró el llamado a los transportadores y propietarios de buses de servicio público para que se propenda por el uso de energías limpias.

Aclaró que las afecciones respiratorias no sólo se agudizan en épocas de lluvias, sino también en verano “lo cual es una prueba contundente del nivel de contaminación del aire en el Valle de Aburrá”.

En la administración municipal anterior se inició un proyecto denominado ‘Parques del río’, que entre sus propósitos estaba la disminución de la mala calidad del aire en la capital antioqueña, obra que aún no ha terminado. Sin embargo, esta iniciativa es similar a la ejecutada en Santiago de Chile, ciudad ubicada en un valle (parecido al de Aburrá) por lo cual allí el proyecto no cumplió con ese objetivo.

Parques del río no generó ninguna descontaminación, por el contrario, hace un mes el río Mapocho (Santiago) se desbordó e inundó esas obras que se vendieron al municipio de Medellín como la salvación para el tema ambiental y la recuperación de la vida, lo cual, vuelvo a insistir es una mentira”, sostuvo Guerra Hoyos.

Entre tanto, la secretaria de Salud del Municipio, Claudia Helena Arenas Pajón aseveró que los estudios realizados en la ciudad no han sido concluyentes como para afirmar que por la calidad del aire se están presentando casos de enfermedades respiratorias “porque las mediciones que hemos hecho han mostrado que tenemos contaminación ambiental en los picos que tuvimos, pero coincidió con los picos de influenza que también se produjeron en la ciudad. Entonces definir que estas consultas por infecciones respiratorias, que han aumentado a mayo en un 25 %, que sean específicamente por la contaminación ambiental, no”.

Entre las recomendaciones hechas por los concejales están hacer corredores verdes, sembrar más árboles, impedir que se siga construyendo hacia las laderas. Como se estipula en el Plan de Ordenamiento Territorial, hay que pagarles a los campesinos para que cuiden las zonas rurales, que corresponden al 70 % del territorio medellinense.

Asimismo, sugirieron en la reunión de la Duma hacer uso adecuado de los automotores, autorregular y cuidar los recursos no renovables, fomentar la cultura ambiental y andar en bicicleta, así como adelantar campañas educativas para desestimular uso el transporte particular.

Cabe anotar que las fuentes móviles son las que aportan la mayor cantidad de carga contaminante al aire, entre un 75 y 85 %, por lo cual se debe incentivar la utilización de medios de transporte público alternativos.

Adicionalmente, los corporados consideran fundamental chatarrizar los buses más antiguos y sacar de circulación a los vehículos que emiten una alta contaminación, al igual que elevar las multas por este daño.

Comentarios Facebook