Medimás no cumple con las funciones de asegurador en salud

1
181

Por Alfredo Villadiego Lora – Consultor

Son claras las funciones que una EPS debe cumplir en el Sistema de salud. La Ley 1122 de 2007 las obliga a asumir el riesgo financiero, administrar el riesgo en salud,  ejercer la representación del paciente y garantizar la red de servicios de salud; estas funciones  son indelegables, por lo tanto el no cumplirlas significa la desnaturalización de la calidad de EPS y en consecuencia los afiliados estarían en graves problemas.

La unidad de pago por capitación que recibe la EPS Medimás mensualmente, por los 5 millones 208 mil afiliados, es precisamente para cumplir las funciones arriba señaladas, quieres decir que al no tener contratada una red de servicios de salud para atención de los afiliados, Medimás no cumple con la función básica de las EPS, por lo tanto no debería estar devengando los ingresos mensuales que recibe por una suma cercana a los 320 mil millones de pesos.

La Superintendencia Nacional de Salud, reporta que ha recibido 8.851 quejas que representan un riesgo de vida de parte de afiliados a Medimás, dichas quejan hacen referencia, mayoritariamente, a los obstáculos en el acceso a los servicios de salud, por no tener una red de servicios disponible; lo cual constituye una prueba irrefutable del incumplimiento a las obligaciones de la EPS.

Por lo tanto, debería la misma Supersalud, solicitar la restitución de los dineros girados por el Fosyga ahora Adres, por estar siendo apropiados sin justa causa, a la luz del Decreto 1281 de 2001.

Son contundentes, por no decir dramáticas, las revelaciones de la Supersalud, en cuanto a que la EPS Medimás, en el caso del Régimen Subsidiado en seis regiones (Amazonas, Arauca, Córdoba, Guaviare, Vaupés y Vichada) aún no tiene quién brinde atención en salud a los afiliados. 

Otra de las pruebas del incumplimiento de Medimás a su objeto como EPS, son las acciones de inspección y vigilancia que están ejerciendo las entidades territoriales, en las cuales la EPS adquiere el compromiso de contratar la  red de servicios de salud, como si se tratara de una acto discrecional y no de la obligación legal, por la cual está recibiendo los recursos del sistema de salud.

Ejemplo de ello son las informaciones que llegan de las autoridades de salud en el departamento de Santander y en la ciudad de Cartagena, en las que se evidencia el desconocimiento que tiene la naciente EPS de sus deberes frente a los afiliados, de garantizar una red de servicios de salud.

No nos cabe duda, el Gobierno improvisó al vender Cafesalud a quienes no estaban preparados para gestionar el aseguramiento en salud.

 

 

 

Comentarios Facebook