“No necesito una solución por mi hija muerta, sino para las dos que tengo”

0
33
Gina Paola Gamarra, afectada presuntamente por la vacuna del VPH, en El Carmen de Bolivar.
Gina Paola Gamarra, afectada presuntamente por la vacuna del VPH, en El Carmen de Bolivar.
Gina Paola Gamarra, afectada presuntamente por la vacuna del VPH, en El Carmen de Bolivar.

 

Estas fueron las declaraciones dadas por la madre de Dalida Picalua, una de las niñas tratada con la vacuna del VPH en El Carmen de Bolívar”.

Para Emirleidys Díaz, madre de Dalida Picalua, la menor de edad que falleció recientemente en una clínica de Barranquilla, la muerte de su pequeña de 17 años aún no tiene una explicación certera, debido a que el parte médico de Dalida era “estable y controlable” hace tan solo dos meses.

La angustia de esta madre inició desde el día que su hija empezó a mostrar los mismos síntomas de las niñas vacunadas contra el Virus del Papiloma Humano, en El Carmen de Bolívar. La menor cambió de domicilio, y se trasladó a la ciudad de Barranquilla, en donde vivía desde el 2014 con una tía.

“La niña fue vacunada en el 2013 cuando estaba estudiando acá en El Carmen. En el 2014 se fue a vivir a Barranquilla y todo el tiempo me llamaban a decirme que estaba mal con dolores en los huesos, vómito y se estaba desmayando frecuentemente. En la EPS le controlaban las crisis, luego fue que nos enteramos que aquí en el pueblo hay más niñas igual a Dalida”, comenta la madre.

La situación no cambio, ni para Dalida, ni para sus dos menores hermanas, María y Gabriela, de 13 y 11 años respectivamente, quienes también fueron vacunadas y al poco tiempo después de su hermana, empezaron a presentar la misma sintomatología.

La diferencia entre ellas se basó en que Dalida fue diagnosticada con lupus, en el mes de octubre de 2016. “A mi hija le realizaron una biopsia y le salió positiva en Lupus. Sin embargo, los médicos me dijeron que se encontraba en la primera fase y que ese Lupus le podía ser manejado y mi hija iba a tener una vida normal”, aseguró.

A raíz de la aparición de esta patología en Dalida, la menor empezó a presentar una falla renal en uno de sus riñones. “La niña empezó a sufrir con los riñones y empezaron a relacionar esta enfermedad con el Lupus”, dijo.

Según el médico internista Ignacio Quintero, es apenas “normal”, que un paciente con lupus presente este tipo de fallas. “El Lupus es un virus que se ancla a un órgano, en este caso lo hizo en los riñones, y de ahí se desprenden otras cosas más negativas”.

Lo inexplicable para la familia de Dalida es que si el Lupus en la menor se encontraba en una “fase inicial”, ¿por qué entonces las fallas renales en la paciente empezaron tan rápido?

Lo preocupante para Emirleidys Díaz es que sus hijas menores también padezcan de Lupus, como ya lo hacen alrededor de 4 niñas en El Carmen de Bolívar.

“Hace unos días vino un médico al pueblo a conocer la situación de 4 casos de niñas que fueron vacunadas contra el VPH y que presentan positivo en Lupus. Con esto no quiero decir que la vacuna sea la generadora de esta enfermedad, pero si hay que tener en cuenta lo que está sucediendo con las niñas”.

La atención sigue siendo negligente 

Igual que Dalida se encuentra Gina Paola Gamarra, una menor de 16 años que fue vacunada en el 2013 y que presenta el mismo diagnóstico de todas las niñas, pero adicionalmente padece de una falla renal severa que hace que sus pies y rostro se hinchen.

“Mi hija no puede caminar bien y le duele mucho para orinar. Pero nadie da una explicación”, mencionó Elena de la Cruz, madre de Gina, quien además aseguró que su hija no estaba siendo bien atendida en Cartagena y la trasladaron a Sincelejo.

En El Carmen le daban la atención básica, pero había que buscar especialistas para entender que les pasaba a las niñas, y aquí no nos proporcionan nada”.

Asimismo, el Plan de Atención Integral a las Niñas –PAIN-, que fue presentado por la Organización para la Defensa de los Derechos de los Ciudadanos, al ministro de Salud, Alejandro Gaviria; gobernador de Bolívar, Dumek Turbay y el alcalde de El Carmen de Bolívar, Rafael Gallo no ha sido tenido en cuenta.

En el documento, esta organización realiza peticiones como la obtención de un equipo de salud interdisciplinario para atender a las niñas, facilitar un espacio para la atención especial de las niñas, la caracterización de las afectadas, entre otros puntos, que casualmente han sido expuestos en anteriores informes periodísticos, pero que según las madres de las niñas, estas peticiones han sido ignoradas por los órganos de gobierno.

Comentarios Facebook