Sistema de salud no cumple las expectativas de los recién egresados de medicina

0
89

Los médicos que estamos en proceso de especialización nos define una sola palabra, subsistencia: Luis Carlos Leal, presidente de Anir”.  

En la actualidad, los estudiantes en Colombia tienen que pasar aproximadamente por catorce o más años de formación escolar y universitaria, para obtener el título de una carrera profesional y esperar alrededor de tres meses para conseguir un trabajo acorde a su estudio y con una remuneración digna después de graduarse.

Según el Observatorio Laboral para la Educación, el 95% de los universitarios graduados de instituciones de educación superior considera que los conocimientos adquiridos han sido útiles para el desarrollo en su trabajo.

Sin embargo, quienes se encuentran a punto de culminar la carrera de medicina o hacen parte del grupo de egresados, perciben que el campo laboral para los profesionales de la salud, está cada vez más sesgado y acompañado de una serie de complicaciones económicas que acarrea el sector; obstaculizando así, la empleabilidad de los futuros médicos.  

La percepción radica en que los estudiantes deben pasar mucho tiempo en el área de formación profesional, lo que implica más costos en inversión académica, menos tiempo familiar y bienestar propio, en lo que se refiere al estado de salud.  

“Hay varios cuestionamientos cuando se termina una carrera universitaria de medicina, que son: cuál es el alcance actual del médico general, hasta dónde puede llegar su actividad y sí hay un alcance limitado que no supera las expectativas con las que tal vez empezaron su pregrado”, señala el presidente de la Asociación Nacional de Internos y Residentes (Anir), Luis Carlos Leal.

Asimismo, Leal indicó que debido a la percepción de los profesionales en el sector, surge la necesidad de realizar una especialización para que los egresados puedan tener una mejor calidad de vida, ya que el sector se vuelve más exigente y el médico necesita cubrir esos campos de la medicina, donde eventualmente puede llegar a ejercer.  

Expectativas de los profesionales de la salud

El presidente de Anir plantea cinco aspectos en los que los profesionales de la salud perciben el panorama laboral que son:

Expectativas altruistas

Un sistema de salud que se va al ámbito económico, donde la labor de los médicos se pierde y pasan a ser cliente vs prestador de servicios, que comprende lo siguiente:

  • Actividad económica vs  bienestar paciente.  
  • Defensa propia de los médicos, ante abusos de pacientes y empleadores.
  • Restricción a la autonomía médica en los CTS.   
  • Constante frustación.  
  • Demandas de pacientes por negligencia médica

Expectativas económicas

Los egresados salen con un saldo de deudas de lo que les dejó la carrera, lo que los lleva a:

  • Involucrarse en “negocios de la salud” para salir rápidamente de deudas.
  • Recibir una contratación atípica.
  • Conseguir múltiples empleos.
  • Trabajar con sueldos de tarifas 2001 que no se actualizan.

Expectativas académicas

Muy pocos logran alcanzar la especialización y los que no, les toca conformarse con que se les ofrece.

  • El país no cuenta con los recursos suficientes en investigación y los que hay son limitados porque existen barreras de acceso a estos.
  • Para especializarse hay que salir del país porque es más factible lograr una residencia en el exterior.

Expectativas de seguridad y estabilidad

La seguridad en estos momentos no es la misma de antes. La estabilidad con la que el egresado entró, pensando que esta era un carrera estable produce que el médico:

  • Reciba contratación a corto plazo.
  • No tenga una pensión asegurada.
  • Lleve una carga emocional importante de pacientes y de él mismo.
  • Relegue su familia y amigos.
  • Tenga miedo constante porque los pacientes se han convertido en los principales denunciantes y no en aliados.  

Expectativas de condiciones laborales

Las condiciones laborales para muchos médicos no son las mejores, ya que muchos se ven enfrentados a la carencia de insumos para realizar procedimientos, no hay apoyo en los diagnósticos y los pacientes no cuentan con los tratamientos necesarios.  

Finalmente, los egresados no sólo se tienen que enfrentar estos cinco aspectos, sino también a la competencia que viene del exterior, pues muchos son reemplazados por médicos extranjeros cuya mano de obra es más económica, dejando relegados a los médicos nacionales frente a una sana competencia.

Comentarios Facebook