El usuario debe ser el eje principal del Sistema de Salud colombiano: propuestas para salir de la crisis

Crisis de salud platilla

En un sistema de salud en crisis, en  el que todos los actores intentan salvar sus intereses sin importar el destino de los demás, y el Gobierno plantea soluciones poniendo un énfasis en los asuntos financieros sin contar con los usuarios, desde Opinión y Salud planteamos propuestas concretas a temas álgidos.

En este artículo consignamos las posibles salidas a la encrucijada, planteadas teniendo como base principal el beneficio de los usuarios.
  1. El usuario como eje principal del sistema

Eliminar los copagos y las cuotas moderadoras de salud. Las cuotas moderadoras y los copagos son cargas de bolsillo para el usuario, que ocasiona situaciones oprobiosas, como retener al afiliado en una institución hospitalaria hasta que consiga para pagar, o firmar letras de cambio o pagaré.

Los dineros recaudados por los copagos y cuotas moderadoras son para las EPS y ninguna entidad del Estado los controla, hecho que es indignante para el usuario de a pie que cada vez que tiene que ir al médico debe pensarlo dos veces.

Por otro lado muchas personas que consiguen un empleo formal no se van al régimen contributivo y prefieran permanecer en la informalidad laboral al calcular los valores de las consultas médicas, los tratamientos y medicamentos que deben asumir al ser trasladadas al régimen contributivo, lo que a la postre se traduce en un ahorro para el empleador, a costas de las finanzas públicas.

Para evitar la selección adversa, es decir que los afiliados cotizantes estén inscritos en una EPS del contributivo y sus beneficiarios que requieran de atención médica, permanezcan en las EPS del subsidiado, se debe autorizar la capacidad de afiliar solo a aquellas EPS que cuenten con oficina de atención al usuario y contratos con la red de servicios de salud en el municipio.

Aproximadamente 1.7 billones anuales invierte el gobierno en el  régimen subsidiado de personas que bien podrían estar afiliadas en el régimen contributivo.

  1. Los hospitales públicos con apoyo del Estado, como los grandes aliados del sistema de salud

Los 1.7 billones de pesos que anualmente se ahorren en el régimen subsidiado de salud,  deben invertirse en la red pública de hospitales.

El Estado debe financiar a los 850 hospitales de primer nivel que operan en el país, en ellos se incluyen a las IPS indígenas, que atienden a 1.300.000 indígenas protegidos por la Ley, pero abandonados por el Gobierno a su propia suerte.

Las IPS indígenas deben recibir el mismo tratamiento de los hospitales públicos por tratarse de la prestación del servicio de salud a una población que goza de especial protección por parte del Estado.

Se debe asignar a los hospitales de primer nivel personal médico con dotaciones hospitalarias y mejoramiento de infraestructura pública, para optimizar la capacidad resolutiva y los pacientes se sientan bien atendidos en zonas rurales y dispersas del país.

  1. Dignificar al personal médico, garantizando su trabajo y remuneración

La financiación a los hospitales públicos de primer nivel debe hacerse a través de la asignación de personal médico o grupos extramurales de salud, con médicos, odontólogos, enfermeras, sicólogos y nutricionistas, contratados por el gobierno nacional.

Se debe conformar una nómina nacional de personal médico con una remuneración acorde con las normas laborales y todos los beneficios de la seguridad social, que garantizaría su trabajo digno.

Al personal médico deberán otorgársele estímulos económicos para la formación en medicina familiar. Hoy Colombia cuenta con 700 médicos especializados en medicina familiar, muy distante de Canadá que posee 27 mil profesionales en este campo.

  1. Consolidar un modelo de salud familiar, los médicos buscan los pacientes

Los equipos extramurales de salud asignados a los hospitales públicos de primer nivel, serán el sustento de un modelo de salud familiar en el ámbito municipal.

Conformar en el país 5 mil equipos extramurales de salud es un completo desafío en atención primaria en salud. Hoy los usuarios caminan grandes distancias para llegar a un centro de atención.

Con esta propuesta  se  invertiría la actual situación: los equipos extramurales de salud visitarían caseríos, veredas, corregimientos y barrios en busca de la familia para realizar acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Comentarios Facebook

AUTOR

Alfredo Enrique Villadiego Lora

Consultor en gestión pública y sistema de salud | Columnista. Asesor de la Fundación Educación y Salud, Feysa

Articulos relacionados y más visitados

close-link
Cresta WhatsApp Chat
Send via WhatsApp
Share This